Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

5 amenazas para la salud que podrían convertirse en epidemias en 2016

Médicos Sin Fronteras alerta sobre la necesidad de responder con eficacia a los brotes de cólera, malaria, sarampión, meningitis o a contagios emergentes, como el virus zika, para evitar que se conviertan en serios problemas de salud pública en países poco desarrollados.

5 amenazas para la salud que podrían convertirse en epidemias en 2016

MARIANA BAZO (REUTERS)

La organización Médicos Sin Fronteras considera que sin una inversión adecuada para la prevención y respuesta ante brotes de cólera, malaria, sarampión, meningitis y un grupo de enfermedades propagadas por virus y parásitos, como el zika o el dengue, las consecuencias para la salud pública de algunos países podrían ser devastadoras.

En una entrevista en Matinal SER, la portavoz de la organización, Mónica Rull, ha asegurado que "las estrategias de prevención no son totalmente efectivas en todos los países o en todas las regiones de determinados países, con lo cual el riesgo de epidemias es alto". Las epidemias, asegura Médicos Sin Fronteras, abren brechas en los sistemas nacionales de salud, agotan los recursos disponibles y, en muchos casos, matan a un gran número de personas. Mónica Rull pone como ejemplo el sarampión o el cólera. "Si las epidemias se identifican pronto, si se ponen medios para controlar la progresión de la enfermedad y se ofrece tratamiento o medidas preventivas, se podrían evitar muchas muertes y que mucha gente caiga enferma".

Médicos Sin Fronteras reconoce que el problema para afrontar con más decisión la prevención o tratamiento de estos brotes no es sólo económico, aunque también. Según Mónica Rull, "estamos hablando de una combinación de factores. Una sí es una razón económica, la falta de incentivos para algunos productores de producir vacunas en un número apropiado, pero también para algunas enfermedades es una falta de interés en investigación y desarrollo, para tener mejores métodos diagnósticos, tratamientos o incluso vacunas para prevenir la enfermedad".

En el grupo de enfermedades catalogadas como amenazas están el cólera, la malaria, el sarampión y la meningitis, y también otras enfermedades emergentes o reemergentes propagadas por virus o parásitos, como el zika, el dengue, o el kala azar. La portavoz de Médicos Sin Fronteras admite que estas últimas son poco conocidas, aunque no del todo nuevas. Sin embargo, como afectan a una población limitada y no se han producido largas epidemias, en realidad los efectos sobre la población son desconocidos. "No hay un interés o un incentivo para investigarlas hasta que no llegan a una masa de enfermos suficientemente importante".

En ese sentido, Mónica Rull señala que la última epidemia del ébola nos ha enseñado muchas cosas, aunque no hemos aprendido del todo. "El ébola enseñó muchas lecciones, descubrió a los ojos del mundo muchas carencias del sistema de respuesta internacional. Y también [lo negativo] de enfocar las enfermedades desde un punto de vista de seguridad y no intervenir antes de que se puedan convertir en un ataque a la seguridad de los países alrededor de la población afectada. Es algo que tenemos que aprender de ello, para seguir aplicando esas lecciones aprendidas en enfermedades que probablemente nunca vayan a afectar al mundo, al planeta, en general, ni vayan a ser una pandemia, que es donde ahora mismo se pone más énfasis".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?