Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Perplejidades

Un juez de Madrid decreta prisión incondicional por un espectáculo teatral el mismo día que otro juez dejaba en libertad en Barcelona a un pederasta confeso

Comienza una semana muy cargada de política, de grandes palabras que se lleva el viento y de algunas perplejidades. Pero nos van a permitir que empecemos por lo concreto, lo inmediato.

Y lo urgente, lo inmediato, es saber que hay dos personas en estado crítico en Gran Canaria, rescatadas de una patera en la que unas 50 personas han estado varios días a la deriva. Además se tiene noticia de otras dos pateras con 100 personas a bordo pero de las que no sabe nada desde el lunes. A las fotos de la vergüenza que vemos cada día en las fronteras orientales de Europa añadamos este goteo que no cesa y que da la medida del páramo violento del que huyen. Y del que seguirán huyendo por más que apenas formen parte del debate político en España.

Segunda cuestión y perplejidad doble. Hoy han pasado su segunda noche en la cárcel dos titiriteros de Granada acusados de enaltecimiento del terrorismo. El juez decretó para ellos prisión incondicional, nada menos, prisión sin posibilidad de eludirla mediante fianza, y se enfrentan a penas de dos años de cárcel por una pancarta donde se leía ‘Gora Alka ETA’ en una escena teatral que simulaba la fabricación de pruebas policiales. Prisión incondicional que adopta un juez de Madrid por un espectáculo teatral, el mismo día que otro juez dejaba en libertad en Barcelona a un pederasta confeso que habría abusado de escolares en un colegio durante años.

Y la segunda perplejidad es la acumulación de errores de gestión en el área de cultura del Ayuntamiento de Madrid. Porque ese espectáculo de los titiriteros se había programado como una obra infantil. ¡Nada menos también! Ya han cesado al programador que no vio previamente una obra a todas luces inadecuada para niños. Quienes llegan de nuevas a las instituciones deberían hacer una reflexión con humildad. Muchos deberían hacer un cursillo acelerado de la responsabilidad que asumen con los ciudadanos y el trabajo que representa la gestión del dinero de todos.

Y por último, comienza la semana en la que los pactos de gobierno deben fraguar o no. Y vemos con la boca abierta, cómo quienes se revolvían contra el eje nuevo-viejo que ha dominado la vida política en los últimos años ahora lo defienden y quienes creían que el eje izquierda-derecha estaba superado era una estafa y lo importante era la gente de arriba y abajo. Vuelven a las viejas trincheras como líneas rojas infranqueables.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?