Últimas noticias Hemeroteca

El estrés postvacacional no existe, tampoco en los niños

No está considerado como categoría médica, pero sí existen unas series de síntomas que aparecen tras el final del verano y de las vacaciones. No está considerado como categoría médica, pero sí existen unas series de síntomas que aparecen tras el final del verano y de las vacaciones. Según los expertos, un 10 por ciento de los niños pueden tener ansiedad y apatía días antes de la vuelta al cole

Un 10 por ciento de los niños pueden desarrollar síntomas asociados a lo que comúnmente denominamos estrés postvacacional /

Volver a la rutina, dejar atrás las vacaciones, preparar la vuelta al colegio y dar la bienvenida al mes de septiembre puede generar cierta tensión en los más pequeños. La tensión y el estrés o ansiedad se denominan comúnmente como síndrome postvacacional. Este síndrome no está considerado como categoría médica, por eso se dice que no existe. "Hay un conjunto de variables que sí se conocen como son la apatía, irritabilidad, sudoración, mareos, falta de apetito. Estas variables son reconocidas como síntomas que denominamos estrés postvacacional", afirma Alejandro Muñoz, psicoterapeuta del centro Aesthesis, en Madrid.

Cómo detectarlo

El niño copia lo que ve en casa. Generalmente si los padres están apáticos o nerviosos pueden provocar de manera involuntaria las mismas reacciones en los niños. El denominado estrés postvacacional es completamente normal, suele durar entre 2 y 3 días, y es necesario escuchar a los más pequeños. Observar su comportamiento y dejar que expresen su frustración no caer en la positivización excesiva "si se hace eso el niño no tendrá lugar de recogimiento y no las expresará. Pero no desaparece, se queda en su interior, rumiante. Es más, podría suponer el inicio de una pérdida de comunicación entre el niño y los padres", explica Alejandro.

Consejos útiles

Cada niño tiene su forma de adaptarse. Hay que respetarlo e intentar entenderle. "Las rutinas son buenas. Ponerles en contacto con sus amigos del colegio, repasar contenidos del curso anterior, hacerles partícipes de la preparación del curso, etc. Son pequeñas cosas que les pueden ayudar a sobrellevar la vuelta", dice el psicoterapeuta Alejandro Muñoz. Es necesario escucharles, explicarles que el regreso a clase es algo bueno, reforzarles y evitar vincular algo negativo a la vuelta al cole.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?