Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

José María Izquierdo

La tragedia de los procesos de paz

Claro que las diferencias entre el proceso de paz colombiano y el fin de ETA son gigantescas. Nadie lo duda. Pero hay, en el fondo, una reflexión similar en cómo combinar perdón y justicia

Dejemos por un momento a esa gestora del PSOE en su laberinto, encerrada en la ambigüedad del sí pero no, insufrible matraca que esconde el resultado final, y vayámonos hasta Colombia, donde un puñado de votos ha echado por tierra el camino hacia la paz que había tardado años en construirse.

José María Izquierdo

Se multiplicarán los análisis y se destacará, con justicia, la escasa participación en un referéndum que la mayoría de los colombianos ni tan siquiera ha considerado merecedor de acercarse a la urna para votar. Inaudito. Pero a veces es útil ajustar bien la vista de lo que ocurre fuera para que juzguemos mejor lo que ocurre dentro.

Claro que las diferencias entre el proceso de paz colombiano y el fin de ETA son gigantescas. Nadie lo duda. Pero hay, en el fondo, una reflexión similar en cómo combinar perdón y justicia, en cómo equilibrar cesiones de una y otra parte. Por eso es oportuno recordar a quienes hicieron posible que ETA acabara como acabó, de forma unilateral. Y diga lo que diga nuestra montaraz derecha, sin concesiones por parte del Gobierno de Zapatero y Rubalcaba. Ni una sola.

Claro que fue fundamental la presión de la sociedad y la actuación de las fuerzas de seguridad, segando todas las salidas a la organización terrorista. Pero también hubo una visión política que hizo posible aquel final. Deberíamos valorarlo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?