Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

¿Ni una sola vale para el puesto?

Mujeres con importantes cargos diplomáticos internacionales. Es decir, ha habido mujeres en prácticamente todos los cargos de alta representación política. Salvo en la secretaria general de la ONU

Parece que no hay en todo el mundo una sola mujer capaz de competir con éxito para el cargo de secretario general de la ONU. En esta ocasión se especuló mucho con la posibilidad de que una mujer fuera elegida para sustituir a Ban Ki Moon, cuyo mandato finaliza este año. Pero no, al final ha sido un nombre, el ex primer ministro portugués Antonio Guterres, quien se hará cargo del puesto. Seguramente el señor Guterres desempeñará su trabajo con toda corrección. El problema no es que sea un incompetente. En absoluto.

El problema es que seguramente debe haber alguna mujer en el mundo igual de competente que él y que Naciones Unidas solo ha tenido hombres en la secretaria general desde que se fundó. El señor Guterres hace exactamente el número nueve. ¿Por qué ese empeño en elegir a una mujer?, se preguntaran algunos? Pero la pregunta no es esa, sino esta otra: ¿Por qué ese empeño en elegir siempre hombres? Van nueve, insisto.

Desde que se fundó la ONU ha habido mujeres presidentas de república, mujeres presidentas de gobierno, mujeres ministras de Asuntos Exteriores, mujeres con importantes cargos diplomáticos internacionales. Es decir, ha habido mujeres en prácticamente todos los cargos de alta representación política. Salvo en la secretaria general de la ONU. Y no será porque no se hayan barajado nombres de mujeres para ocupar ese cargo. En esta ocasión se hablaba de, como mínimo, de cinco candidatas, todas ellas con gran experiencia. Pero ni ellas, ninguna otra, ha podido competir con el señor Guterres.

Lo curioso es que Naciones Unidas se queja, una y otra vez, de la escasa presencia de mujeres en cargos decisivos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?