Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

“La factura de la luz se entiende en cinco términos”

Llevan años formando parte de nuestras vidas y la gran mayoría de nosotros aún no los entiende completamente el recibo de la luz y del gas. José Luis Sancha ha escrito un libro al respecto y nosotros hablamos con él el domingo en el programa para salir de dudas

“La factura de la luz se entiende en cinco términos”

serviciotecnicoferroli.es

200 páginas para entender perfectamente algunas de las facturas que recibimos en casa no parece ser la guía más concisa jamás escrita. El libro se titula Presume de entender (a fondo) las facturas de la luz y el gas intenta hacernos mucho más fácil entender estos recibos pero “un sistema energético complicado y todo eso se reduce, al final, en que la factura también es complicada”.

Para empezar, relata la regla de “la mano izquierda”, cinco términos de la factura que vienen a resumir el recibo y resultan esenciales para su comprensión:

* Parte fija (potencia): un importe que se abona siempre, incluso cuando no se consume, y depende de la potencia contratada.

* Parte dependiente de la energía consumida (energía): es decir, los kw/hora consumidos.

* Alquiler del contador: todos los usuarios tienen un contador que es propiedad de la empresa distribuidora y por el que se paga un alquiler.

* Impuesto específico: varía entre la factura de la luz o del gas, pero cada recibo implica el pago de un impuesto.

* IVA: Impuesto del Valor Añadido, como el que se le aplica a cualquier otro producto o servicio.

Estos son los cinco términos básicos en cualquier recibo de la luz o del gas. Dicho así, parece más sencillo de lo que pensábamos o de lo que habíamos entendido hasta ahora. “Puede haber excepciones, no hay regla sin excepción; pero serán excepciones y serán muy raras”.

Pero no son los únicos términos que aparecen en el recibo. ‘Lectura anterior (real)’, ‘Lectura actual (real)’… pero es muy sencillo. “Normalmente cada mes se realiza una lectura del contador, simplemente para medir el consumo, para saber los kw/hora que se han consumido en un mes”, explica Sancha.

Para evitar confusiones, lo primero que debemos hacer es identificar qué tipo de contrato tenemos de los dos modelos existentes. Uno, el contrato PVPC, que son las siglas de Precio Voluntario Pequeño consumidor, y si es este nuestro contratado es indiferente con qué compañía tengamos contratado el servicio porque “le van a cobrar lo mismo esté donde esté, porque está regulado”.

En opinión de José Luis Sancha las ofertas de tarifa plana para el recibo de la luz no interesan tanto como parecen. “Eso en el fondo es un seguro, y esos seguros suelen ser muy caros. Salvo que el consumidor tenga mucho, mucho interés en que sea una tarifa plana va a salirle más caro que una tarifa mes a mes”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?