SER HistoriaSER Historia
Historia

Plinio el Joven también habla de fantasmas

Los Otros es el resultado de más de diez años de investigación periodística en los que a través del análisis de las raíces históricas, las fuentes artísticas, la búsqueda en hemerotecas y en los archivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, las entrevistas a testigos o la búsqueda sobre el terreno, intento esclarecer un fenómeno que viene siendo documentado desde hace siglos: las apariciones de difuntos.

Cantigas Alfonso X el Sabio

Madrid

Las primeras referencias a Los Otros las encontramos hace miles de años, a caballo entre la antropología, la arqueología y los documentos históricos. Cada cultura los ha bautizado con diferentes nombres: revenants, strigoi, aoroi o insepulti, pero muy pocos se han preguntado ¿quiénes son? ¿Qué necesitan? ¿De dónde proceden?

SER Historia: Fantasmas en la Historia (20/11/2016)

54:54

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000004352366/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La historia de Los Otros comienza en la localidad cántabra de Piélagos. Allí en 2003 se produjo un hallazgo tan increíble que haría tambalear los cimientos de la antropología. A todos sorprendió encontrar, dentro de unas de las numerosas cuevas rastreadas de la localidad, restos humanos en conexión anatómica. Algo extraño si tenemos en cuenta que se trata de la época visigótica, siglos VII y VIII, donde ya se enterraba en los cementerios. Según los análisis forenses practicados a esos restos óseos, aquellos trece hombres fueron enterrados en la cueva, y entre seis meses y un año después, que es el tiempo que tarda en descomponerse un cadáver, alguien volvió para separar las cabezas y proceder a machacarlas y quemarlas.

Miedo a los muertos

En otra de las cuevas visitadas, esta vez la de Riocueva en Entrambasaguas, encontraron entre cuatro y doce individuos a los que alguien les había arrancado las cabezas para después machacarlas y dejar los restos esparcidos en otra zona apartada. Los cadáveres aquí depositados fueron desmembrados y después quemados, y lo excepcional es que también aparecieron cereales quemados. El hecho de que alguien haya regresado incluso para machacar y quemar los restos nos muestra un comportamiento necrofóbico; un miedo evidente al difunto, una clara intención de alejamiento y destrucción post mórtem. Todas estas prácticas certifican una forma de evitar que el muerto moleste al vivo. Existe un término francés para referirse a los hombres que, una vez muertos, generan terror en la comunidad son los llamados: Revenants... ¡Los que regresan! Lo sorprendente es que en el caso de las cuevas de Cantabria hay elementos que se repiten en diferentes épocas y culturas a lo largo de la historia. No solo se encontraron restos de ritos para evitar el regreso de los difuntos, sino que también había representaciones artísticas que casi nos acompañan desde el propio nacimiento del arte. Además, la importancia de estos descubrimientos es notoria si tenemos en cuenta que tuvieron lugar seis siglos antes de las primeras historias medievales que encontramos al respecto. Entre estas destacan las de Geoffrey of Burton o las de la crónica del prestigioso monje benedictino Agustín Calmet sobre vampiros y fantasmas, publicada con gran éxito en 1746 y que data los primeros casos de apariciones de revenants en el siglo XII. Existen incluso crónicas sobre la desaparición de poblados enteros por la actuación de los muertos que regresan...

Pero estos extraños personajes ya aparecían representados mucho antes… Hace casi 20.000 años, alguien los dibujó en una losa que fue encontrada recientemente en un pueblo de Alemania. También aparecen en pinturas rupestres africanas o en el arte aborigen australiano. Como si todas las culturas, en todas las épocas de la historia, hubieran representado a estos visitantes sobrenaturales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00