Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

"El riesgo de reabrir Garoña solo se justifica por motivos económicos"

Francisco Castejón, físico nuclear y representante de los ecologistas en el Comité Asesor del Consejo de Seguridad Nacional, ha advertido del peligro que supone volver a poner en marcha la central nuclear burgalesa

Fotografía de archivo de la central Nuclear de Garoña, en Santa María de Garoña (Burgos). / ()

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), ha aprobado hoy un dictamen favorable para la reapertura de la central nuclear de Garoña, en la provincia de Burgos, la más antigua de nuestro país y cerrada desde 2012. Dará luz verde pero con condiciones: la apertura solo será posible si el operador de la planta Nuclenor (empresa propiedad de Iberdrola y Endesa) cumple con las inversiones en seguridad que se le exigen. Francisco Castejón, físico nuclear y representante de los ecologistas en el CSN, ha advertido en La Ventana del peligro que supone volver a poner en marcha la central burgalesa: "El riesgo de reabrir Garoña solo se justifica por motivos económicos".

Los ecologistas esperaban esta decisión, pero advierten de que es muy grave e inaceptable, porque el propio CSN conoce las deficiencias de las instalaciones: "El estado de la central es lamentable, no hay más que ver los informes del propio consejo para ver en qué estado están los sistemas de seguridad, cómo la corrosión del circuito primario, que se ha reparado mucha veces, sigue avanzando".

El CSN ha propuesto un amplio plan de reformas para volver a abrir la central que supondrá un coste de unos 200 millones de euros. Entre estas reformas incluye cambiar el cableado eléctrico de la planta o asegurar el techo de la sala de turbinas. "Pero el núcleo de la central es el que es, al igual que el circuito primario", ha detallado Castejón. 

La central nuclear de Garoña es de agua en ebullición. Esto quiere decir que el circuito se pasea por toda la central, por lo que una "rotura significa un escape radioactivo fuera de la cúpula donde está contenida la mayor parte de la radiactividad", ha explicado Castejón, que también ha recordado que la peligrosidad es aún mayor ya que la planta está situada en la cabecera del río Ebro: "Un escape radiactivo tendría consecuencias ecológicas, humanas y económicas catastróficas".

La energía nuclear no abarata el precio de la electricidad

Uno de los argumentos usados por el ministro Álvaro Nadal para favorecer el permiso de reapertura y extender el parque nuclear más allá de los cuarenta años es económico, aunque, según Castejón, "la energía nuclear operaría a la baja solamente si es capaz de desplazar la demanda costosa por sí sola, que es de alrededor de 7.400 kilovatios", algo que es complicado. "Lo que sí que es verdad es que supone una enorme cantidad de beneficios para sus propietarios, porque le estamos pagando el kilovatio por hora a un precio tres veces mayor de lo que les cuesta producirlo, y hasta ocho veces estos días atrás en los que subió muchísimo", ha revelado Castejón.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?