Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

¿'Youtubers'? No: gilipollas

Estoy hasta las narices de esa fauna de youtubers que se creen con derecho a reírse de los demás y a faltar al respeto por su puñetero minuto de gloria

Me había prometido no darles más cancha, pero confieso que no puedo evitarlo. Estoy hasta las narices de esa fauna de youtubers que se creen con derecho a reírse de los demás y a faltar al respeto por su puñetero minuto de gloria. Mira que hay gente ingeniosa en Youtube, ¿eh?, con talento, con gracia, con imaginación, que marcan tendencia, que hacen divulgación, que hacen buen entretenimiento. Pero también hay de lo otro. Y se han acumulado demasiados casos en poco tiempo como para no darse, al menos, el gusto de despotricar un poco.

Primero fue el episodio del “caranchoa”, con aquel sonoro bofetón que le arreó un repartidor en plena calle al youtuber de turno por haberse mofado de él. Luego le tocó al graciosillo que humilló a un mendigo dándole galletas rellenas de pasta de dientes; a éste no le pegó nadie pero está denunciado y la justicia actuará contra él. Y lo último, no sé si han podido verlo, lo último es un tipo que encarga una pizza a domicilio, llega el repartidor ¡¡¡y le echa gas pimienta en los ojos!!! Y luego cierra la puerta, claro, porque además de imbécil es un cobarde.

No sé, yo debo estar ya muy mayor para según qué, pero no consigo entender que la búsqueda de notoriedad, de reconocimiento, de fama o de dinero, me da igual, obligue a recorrer estos caminos. ¿Qué será lo próximo? ¿Cuál será el siguiente paso de alguno de estos descerebrados? Prefiero no pensarlo, pero sí me propongo a partir de hoy no hablar más de esta tropa si no es por imperativo legal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?