Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

TELEVISIÓN | ¿Buenrollismo o cruda realidad?

En la sección de series analizamos dos tendencias presentes en la televisión actual, como son la evasión de los problemas cotidianos o el reflejo de la realidad más dura

Si consideramos La La Land es fácil aventurar que los americanos necesitaban escapismo y buenrollo; pero a la vez, la presencia de cintas como Moonlight auguran que en Estados Unidos hay muchas heridas que solventar y que el cine social y realista ayuda a ello. Si en el cine tenemos el fenómeno La La Land, en tele tenemos el fenómeno This is us, un drama familiar donde (sorpresa) todos son buenos y se quieren: no son traficantes ni asesinos o gánsters, ni tienen habilidades especiales, ni están podridos de corrupción. Son gente corriente y sencilla en una historia también sencilla y muy familiar que se acaba de estrenar en España, en Fox Life.

La serie en Estados Unidos ha tenido diez millones de espectadores por episodio; es, por tanto, el mejor estreno de la temporada y la tercera serie más vista  por detrás de Big Bang Theory y Empire. Pero además, está entre las diez del año según el American Film Institute y tuvo tres a los Globos de Oro, incluida la de Mejor Drama.

Junto a otros hits como Stranger Things, se puede entender como el triunfo del buenismo/escapismo frente a la corriente oscura y cínica imperante en la actual edad dorada de la tele con series como OJ Simpson o American crime. ¿Estamos asistiendo a un cambio de tornas, vencerá el escapismo? ¿Hacia dónde debería tender la ficción? ¿Estamos hasta los pelos de chungos y desgraciados?

Según el guionista y productor Neil Landau, profesor de Guion en la Universidad de Califronia, afrima que sí hay una tendencia hacía ese escapismo de This is Us. "Creo que el entretenimiento tiene que volver un poco más al puro escapismo y que algunas series oscuras que se basan en el lado oscuro, dejen de verse como escapismo porque ya hemos tenido bastante de eso. Así que creo que vamos a tener que buscar maneras de encontrar la luz en esas series", añadía. 

Venimos observando la fuerza del género fantástico. El último fenómeno es Stranger Things, que ya prepara la segunda temporada: sobre un grupo de niños de los años 80 que se enfrentan a una amenaza sobrenatural, con homenajes a pelis como E.T. o los Goonies. Sin embargo, aunque sea una serie escapista y nostálgica, cuando el equipo salió a recoger el Premio del Sindicato de Actores, el actor David Harbour (el sheriff Jim Hoper) dio un emotivo discurso contra Trump en el que mostraba claramente la metáfora que supone la serie, los posibles paralelismos con la realidad:

"Mientras sigamos contando ‘historias raras’, los de medio-oeste de 1983 rechazaremos a los matones, protegeremos a los raros y a los marginados, a los que no tienen hogar. Superaremos las mentiras, cazaremos monstruos y, cuando estemos perdidos en medio de la hipocresía y la violencia de ciertos individuos e instituciones, al igual que el jefe Jim Hoper, vamios a golpear a algunas personas en la cara", gritó entre aplausos y con las caras de Winona Rider dando la vuelta en las redes sociales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?