Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

¿Sabemos qué pasa en la Fiscalía?

A los casos de La Rioja y de Murcia se suma ahora una amenaza general de limpieza étnica entre las principales fiscalías

¡Qué fino este ministro de Justicia que padecemos, manos en la sombra, nada por aquí, nada por allá, y otro conejo de la chistera!. Tiene, además, el ministro Rafael Catalá un aire desahogado que le permite decir y hacer de todo, como actuar de abogado defensor de cuanto dirigente del PP se ponga a tiro, en lugar de hacerlo como ministro de la cosa, sin que se le mueva un solo músculo de la cara, acostumbrado como está, lleva años y años trabajando para Mariano Rajoy, a emular las virtudes del jefe.

De perfil se vive muy bien, y a mí no me van a pillar. A la chita callando ha manejado los hilos de todos los juicios donde se enfrentaban fiscales y gerifaltes del PP y siempre, siempre, vean ustedes qué coincidencia tan graciosa, han ganado los mandamases en detrimento de los o las fiscales de turno, coartada su libertad por la dependencia jerárquica del fiscal general, que no se lo van ustedes a creer, pero que Catalá eligió con sumo cuidado: de los afines, el que más, que demasiado cariño nunca es suficiente.

A los casos de La Rioja y de Murcia se suma ahora una amenaza general de limpieza étnica entre las principales fiscalías, solo comparable a la de Pablo Iglesias con los errejonistas. Y Catalá, otra vez, se irá de rositas. Un crack.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?