Últimas noticias Hemeroteca

Lo que los políticos cobran por conferencia

El medio millón de euros que se embolsó Barack Obama por una conferencia de 45 minutos en Milán es una cifra muy superior a los que paga la mayor empresa de conferencias de habla hispana, ‘Thinking Heads’. Charlamos con su presidente

El expresidente de los Estados Unidos Barack Obama participa en como invitado de honor en un simposio mundial sobre la alimentación / ()

Daniel Romero-Abreu Kaup ha sido el primer no anglosajón que ha presidido la Asociación Internacional de Agencias de Conferenciantes. Todo un mérito para este español –"por favor, deja claro que soy de Cádiz"– que dirige la que muchos identifican como la agencia de conferenciantes más importante de habla hispana. Se llama 'Thinking Heads' y su catálogo de personalidades del mundo de las ciencias, la literatura, el arte y sobre todo la política, no tiene nada que envidiar a la del matrimonio Walker en Washington, la que representa a los Clinton o al propio Aznar en su andadura norteamericana.

Esta semana, leíamos que Barack Obama había cobrado medio millón de dólares por dar una conferencia de 45 minutos en Milán, en Italia. La primera en el ámbito internacional del expresidente norteamericano: "es normal, ahora mismo es el expresidente de Estados Unidos y aunque haya otros como él, es el último, el que más interés suscita. Él puede recibir unas 50 o 60 invitaciones al día y si ha aceptado esta de Milán, lo habrá hecho superando los filtros", nos dice Romero-Abreu.

El mejor pagado: Donald Trump. Fue en el 2006, en una exposición sobre la situación inmobiliaria en Learning Annex, una de las escuelas de educación para adultos más conocidas de Nueva York. Tony Blair, exprimer ministro británico, cobró 500.000 euros por un discurso pronunciado en el 2007 para una compañía china en Guangdong. Bill Clinton ha llegado a cobrar 330.000 euros por una conferencia en China, aunque su caché esta en 125.000 euros. Rudolf Giuliani, exalcalde de Nueva York cobró por una conferencia en Sage Capital unos 270.000 euros. El que fuera jefe de la reserva federal norteamericana Alan Greenspan dio una conferencia en Lehman Brothers por 200.000 euros. Hillary Clinton ha llegado a cobrar 200.000 euros por conferencia.

En España, los mejores pagados para este tipo de eventos son Ferrian Adriá, el nobel de literatura Vargas Llosa o el que fuera presidente del Gobierno Jose María Aznar.

Entrevista | Daniel Romero-Abreu Kaup, director de 'Thinking Heads' / VICTORIA GARCÍA

Aunque la cuestión del dinero es lo que ha llevado el asunto de los conferenciantes de prestigio internacional a los medios de comunicación –el presidente de esta compañía que ha llegado a pagar 250.000 euros a alguno de sus contratados aunque se niega a darnos nombres–, lo cierto es que el tema económico no mueve a muchos de los políticos y empresarios que tienen en la agenda. La mayoría tiene la vida resuelta económicamente hablando, y si participan en una conferencia el monto económico no va a cambiarles la vida. Pero quizás si lo haga a quienes escuchen. Por eso valoran mucho una audiencia que realmente tenga interés por el contenido de su exposición. Daniel Romero-Abreu tiene oficinas, además de en Madrid, en Miami, Portugal, México, Corea o Colombia por citar algunos países. En su plantilla cuentan con expresidentes, premios Nóbel de Física, de Literatura o exprimeros ministros.

En los últimos años, las conferencias sobre innovación, liderazgo o gestión del cambio son de lo más demandado, pero, si hay un formato que triunfa, es el TED (tecnología, entretenimiento, diseño o ideas dignas de difundir) al que se han sumado personalidades como Bill Clinton. Se trata de un mercado de las ideas gestionado por expertos que te ayudan a tomar decisiones sobre campos donde tu conocimiento es limitado.

El presidente de 'Thinking Heads' lamenta que, con la desaparición de la Cajas de Ahorro, se haya perdido también el espacio en el que se difundía la cultura. Y cifra en un tercio las conferencias el que han desparecido tras la caída de las Cajas de Ahorro. Eso sí, ahora hay un nuevo sistema para conferencias a menor escala. Se trata de un movimiento social en el que ciudadanos se reúnen, aportan una cantidad y pueden contratar a algún filósofo, o literato que les guste.

¿Cuál es la cosa más rara que le han pedido? Le preguntamos para terminar al presidente de 'Thinking Heads'. Pues un empresario que en pleno boom de la construcción, nos pide a un actor de la serie 'Friends' para inaugurar su bodega –era la época dorada de esa serie–.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?