Martes, 30 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Festival Cannes

Cannes recuerda la vida privada de Godard

Michel Hazanavicious, presenta en el Festival de Cannes, 'Le Redoubtable', una comedia sobre el cineasta Jean-Luc Godard, que parodia su compromiso político y saca a la luz su machismo

El norteamericano Noah Baumbach presenta la segunda cinta de Netflix, ''The Meyerowitz stories', con Dustin Hoffman, Emma Thompson, Adam Sandler y Ben Stiller

Louis Garrel (L) and director Michel Hazanavicius attend the 'Redoutable (Le Redoutable)' photocall during the 70th annual Cannes Film Festival at Palais des Festivals on May 21, 2017 in Cannes, France

Louis Garrel (L) and director Michel Hazanavicius attend the 'Redoutable (Le Redoutable)' photocall during the 70th annual Cannes Film Festival at Palais des Festivals on May 21, 2017 in Cannes, France / Epsilon (Getty Images)

Siguiendo el camino trazado por el filósofo Roland Barthes, el director de The Artist, Michel Hazanavicious, desmonta el mito de uno de los cineastas franceses más icónicos, Jean-Louis Godard, director maoísta comprometido con todas las causas sociales y uno de los activistas del Mayo francés. En Le redoutable, Hazanavicius mezcla comedia, romance y reconstrucción histórica para acercarnos a la esfera privada de uno de los impulsores de la Nouvelle Vague. Para ello, Hazanavicious adapta la autobiografía de la actriz Anne Wiazemsky, el gran amor de Godard, a la que conoció durante el rodaje de La Chinoise en 1967 y se casó poco tiempo después.

Es mayo del 68, la gran revolución de la izquierda burguesa, los adoquines vuelan en las manifestaciones, las proclamas contra De Gaulle son la banda sonora de París, la ciudad que capitaliza las protestas contra la guerra de Vietnam y la guerra de Argelia y contra el capitalismo que invade Occidente. En medio de todo eso, el actor Louis Garrel dibuja un Godard que parece una parodia del Alvy Singer de Woody Allen en Annie Hall, con una manía persecutoria contra sí mismo, contra todo lo que huela a burguesía, inclusive el mismísimo Festival de Cannes. ”Lo que quiero sobre todo es destruir la idea de la cultura. La cultura es una coartada del imperialismo. Hay un Ministerio de Guerra. Hay un Ministerio de Cultura. Por lo tanto, la cultura es la guerra”, decía el cineasta Godard, sin conocer a Montoro y compañía.

Pero además, está la relación de amor, un Godard machista, manipulador y egoísta. "Es una mezcla de homenaje y de irreverencia", decía Hazanavicius de una película que, para la cinefilia, Le redoutable podría resultar algo así como una blasfemia. Mientras que para la competición de esta edición número 70 del certamen más prestigioso del cine, la cinta no es más que una obra menor, una comedia con mala leche que airea los trapos sucios del mito de la intelectualidad de izquierdas, pero poco más que entretenimiento y cuota francesa. Una película que el Godard retratado por Hazanavicious rechazaría de lleno.

Lo mismo que haría el suizo con la otra película en competición este domingo, no solo por tratarse de una producción de Netflix; sino por su falta de consistencia política y su blandura sentimental. The Meyerowitz Stories es la tercera cinta del estadounidense Noah Baumbach, después de Frances Ha, y la primera que le ha traído hasta Cannes. Es una historia de padres e hijos, de familias disfuncionales de la burguesía, en este caso neoyorquina, y que se mueve entre el tono de Payne en Los descendientes, de las excentricidades de Los Tenembaums y del toque psicoanalítico de Woody Allen. Tierna y entretenida pero poco innovadora, lo mejor de la cinta es la interpretación de Dustin Hoffman y de Emma Thompson, como una pareja de artistas pasados de vueltas.

“En todas mis películas está la idea del éxito, de cómo lidiar con la fama”, explicaba el director en una rueda de prensa llena de estrellas, junto a Thomson y Hoffman han estado Ben Stiller y Adam Sandler defendiendo esta comedia amarga de hijos paralizados ante el apellido paterno. Con The Meyerowitz Stories, la prensa ha vuelto a abuchear el logo de Netflix y su director no ha querido ahondar en la polémica que marcó el inicio del certamen. “Me gusta el cine en pantalla grande”, decía Baumbach y añadía que está agradecido a Netflix que compró la película ya rodada, en 16 mm, en la fase de postproducción.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?