Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El director que siempre sorprende

Se estrena “Colossal”, la nueva película de Nacho Vigalondo, protagonizada por Anne Hathaway. Un nuevo ejemplo del cine siempre sorprendente de este director.

Nacho Vigalondo resulta inclasificable. En su cine los géneros se mezclan con desfachatez. El thriller y la ciencia ficción conviven sin complejos con la comedia y el musical con el drama. A veces la coherencia y la lógica quedan en un segundo plano pero eso para Nacho Vigalondo es lo de menos. El riesgo y el ofrecer al espectador algo nuevo es lo que le impulsa a rodar una película.

Una carrera aún corta de tan solo cuatro largometrajes más de una docena de cortos y videoclips y guiones para programas de televisión como “Gran Hermano”, “Muchachada Nui” o “Vaya semanita”. Una carrera que comenzó a destacar a una hora en concreto. Nacho Vigalondo ya había dirigido un par de cortos con anterioridad, pero se dio a conocer en toda España gracias a “7.35 de la mañana” el corto musical que fue nominado al Oscar de Hollywood.

A pesar del aval que había conseguido con su cortometraje Nacho Vigalondo tardó 4 años en estrenar su primer largometraje. Fue “Los cronocrímenes”, una curiosa película de viajes en el tiempo protagonizada por Karra Elejalde y el propio Vigalondo. La diferencia con otros títulos del mismo género es que el viajero no se trasladaba años o siglos sino tan solo unos cuantos minutos hacia el pasado.

Por “Los cronocrímenes” Nacho Vigalondo fue nominado al Goya como mejor director novel. La película llamó la atención, pero no tuvo un gran éxito en las taquillas. Además, muchas críticas resaltaban lo enrevesado que era el guion con algunas contradicciones de lógica interna. Eso sí, la película se presentó en numerosos festivales internacionales y el nombre de Vigalondo se fue conociendo por todo el mundo. En 2011 estrenó su segundo film: “Extraterreste”.

“Extraterrestre”, con Michelle Jenner, Julián Villagrán, Raúl Cimas y Carlos Areces, tenía un planteamiento de clásicos de la ciencia ficción como “La Guerra de los mundos” de H.G. Welles, pero, en lugar de mostrar a unos personajes que huyen o se enfrentan a los alienígenas, en el film de Vigalondo los protagonistas no sabían qué hacer y el director jugaba con el punto de vista de los personajes para ofrecer al espectador distintas perspectivas de la historia. Tampoco, en esta ocasión, Vigalondo recibió la bendición de la taquilla aunque la película se estrenó en numerosos países y se ha convertido en un film de culto para muchos espectadores.

El siguiente paso de Nacho Vigalondo era dar el salto al cine norteamericano. “Open Windows”, su tercera película, era un thriller protagonizado por Elijah Wood y por Sasha Grey, una antigua actriz porno. Algunos comentaristas y críticos dijeron que se trataba de un film que rescataba el espíritu de Hitchcock, en concreto de “La ventana indiscreta”, pero adaptándolo a las nuevas tecnologías. La pantalla se dividía, veíamos lo que el protagonista observaba a través de un ordenador portátil, una llamada de skype o lo que retransmitía por una webcam.

Y ahora llega Colossal en donde vuelve, una vez más, a jugar con las posibilidades que ofrece un género, en este caso el kaiju o cine de monstruos japonés, para ofrecer a los espectadores algo nuevo y sorprendente. El término Vigalondiano ya comienza a utilizarse para definir el cine de este director cántabro, aunque él insista que, en el fondo, siempre hace la misma película.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?