Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

El ojo izquierdo

Más y más derecha

Elección tras elección vemos que la izquierda, suave o radical, pero siempre desnortada, tiende a convertirse en irrelevante para la vida de los ciudadanos

Sin datos oficiales, parece definitivo que gana Merkel, baja la izquierda y sube la extrema derecha. Todo indica que los alemanes, asustados ante la inmigración, han decidido un trasvase de votos de la derecha civilizada que representa la canciller, a la ferocidad de un partido casi fascista.

Se estrella el partido socialdemócrata, que suma otra debacle a la que ya tuvo en 2013 y que sumerge a la izquierda alemana en un pozo del que será muy difícil salir. Elección tras elección vemos que la izquierda, suave o radical, pero siempre desnortada, tiende a convertirse en irrelevante para la vida de los ciudadanos. Die Linke, fuerza similar a Podemos -grosso modo- ha bajado hasta el quinto puesto, por detrás de la extrema derecha y los verdes, sin que haya sabido recoger los votos perdidos por el SPD tras su desgastante coalición con Merkel.

Ahí tienen Francia, Reino Unido y ahora Alemania, que ya han visto cuán lejos del poder se ha quedado el socialismo ortodoxo francés, pero también el rudo izquierdismo de Melenchon, o incluso el laborismo más combativo del líder laborista Jeremy Corbyn. El candidato socialdemócrata alemán, Martin Schulz, ha admitido la catástrofe y ha anunciado que no repetirá coalición. El Gobierno alemán, previsiblemente, unirá a democristianos, liberales y verdes. Al grano y por derecho: la izquierda se cae y la ultraderecha se levanta. Permitido llorar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?