Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Los caprichos de Van Morrison

El músico de Belfast publica ‘Versatile’, un disco de versiones que se suma al que sacó hace unos meses de blues

Van Morrison actuará el 12 de diciembre en el Palacio de Deportes de Madrid

Van Morrison durante el homenaje a Bill Wyman en el O2 Arena de Londres en octubre de 2016 /

Tras firmar en 2016 uno de los mejores discos del curso, Van Morrison se ha regalado este 2017 un año de caprichos. Hace dos meses llegaba a las tiendas Roll with the punches, un álbum de versiones de blues, y ahora es el turno de su hermano jazzero, un Versatile que luce mucho más que su predecesor por una sencilla razón: Morrison y su pulcritud encajan mejor en el jazz que en el blues.

Portada del último álbum de Van Morrison / CAROLINE

La nueva entrega del norirlandés se mueve en un terreno que encaja como un guante con su estilo. La limpieza de su sonido, el perfeccionismo extremo de sus melodías y la neblina de su fraseo encuentran más acomodo en el jazz. Roll with the punches fallaba en su concepción inicial, aunque la selección de canciones era exquisita en su aproximación a ellas Morrison resultaba excesivamente blanco para una música tan negra. Donde debía predominar el lodo, la oscuridad y la tristeza, Morrison aportaba luz y orden y el disco se resentía por ello. En esta nueva entrega, el cantante se encuentra más cómodo con ese sonido tan Blue Note y ese corte de club caro de jazz. Además, junto a las versiones de Cole Porter o George Gershwin e Ira Gershwin, el de Belfast firma siete de los dieseis cortes del álbum.

Para este viaje, Morrison se ha vuelto a rodear de músicos tan apabullantes como el percusionista Jeff Lardner o el teclista Paul Moran, director musical del norirlandés y compañero de giras de artistas como Maceo Parker, Tom Jones o Mavis Staples. También figura en el disco Dave Keary, guitarrista habitual de los últimos trabajos del músico de Belfast. Todo aderezado por el saxo alto de Morrison que flota a lo largo del disco marcando en parte el tono del álbum.

Versatile resulta un disco interesante, vibrante por momentos y tremendamente melancólico, un álbum que acierta en todo lo que falló su predecesor. Un trabajo con suficiente material propio firmado por Morrison como para evitarse la etiqueta de disco de versiones, pero a estas alturas de su carrera el cantante se puede permitirse esto y mucho más. Son sus caprichos, se los ha ganado.

Programa de Sofá Sonoro dedicado a la carrera de Van Morrison

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?