Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

In Pod We Cast

De vecino integrado a inmigrante perseguido

Nada más llegar a la Casa Blanca, Donald Trump empezó a cumplir su promesa electoral de detener y deportar a inmigrantes delincuentes, miembros de pandillas o de cárteles. Lo está cumpliendo. Desde que es presidente las detenciones de inmigrantes han aumentado un 40% con respecto al año anterior. Entre los detenidos no solo hay delincuentes.

Jóvenes hacen cola frente a una oficina en Los Ángeles el primer día de aplicación del DACA, el 15 de agosto de 2012

Jóvenes hacen cola frente a una oficina en Los Ángeles el primer día de aplicación del DACA, el 15 de agosto de 2012 / FREDERIC J. BROWN/AFP/GettyImages (Getty Images)

Hay miles de personas, 37.734 en concreto, que han sido arrestadas sin tener antecedentes penales. Muchos de ellos son indocumentados, otros tienen visas en vigor, contratos de trabajo, becas en universidades, otros están casados con ciudadanos estadounidenses o tienen un hijo nacido en este país. Todo eso da igual. Ser extranjero y no blanco te convierte en objetivo para ser deportado en los Estados Unidos de Trump.

Lisandro Claros tenía todo listo para mudarse a Carolina del Norte. Le habían dado una beca para estudiar en la universidad y jugar al fútbol. Quería ser pediatra. Su abogada le aconsejó que le comunicara a Migración que se cambiaría de Estado. Su hermano Diego le acompañó a hacer el trámite. Era uno más, iban periódicamente a renovar su visa temporal desde hace años. Como dice Lucía, su madre, “querían hacer las cosas bien” antes empezar esta nueva etapa. Era 28 de julio de 2017, salieron de su casa de Montgomery County, Maryland, a las ocho de la mañana. Nunca volvieron. Diego y Lisandro fueron detenidos y deportados cinco días más tarde a El Salvador.

Tenían un visado temporal en regla. Diego, un contrato de trabajo. Lisandro, una beca para estudiar. Nada sirvió para evitar el desgarro. Las autoridades migratorias alegaron para su detención que entraron al país ilegalmente hace una década, cuando llegaron siendo menores de edad, con 12 y 10 años respectivamente. Les deportaron sin permitirles coger sus cosas, ni despedirse de su familia, a su país natal, que no conocían.

Fátima Claros denuncia la deportación de sus hermanos en una manifestación a favor de DACA en septiembre de 2017 / Marta del Vado / Washington

En Estados Unidos han dejado sus vidas quebradas. Sus padres, que viven y trabajan aquí desde hace casi 20 años; dos hermanos y un sobrino de apenas un año. Han dejado sus sueños a medias, su trabajo, sus estudios y toneladas de incertidumbre y miedo.

En este programa les contamos su historia, que es la de miles de familias hoy en día en Estados Unidos. Y hablamos con Óscar Chacón, director de Alianza Américas, una organización que apoya los derechos de los inmigrantes, que nos ayuda a entender el contexto en el que cientos de miles de personas viven con el temor de perder sus visas temporales (DACA y TPS) por decisión del presidente. Chacón nos explica cómo la Casa Blanca ha abierto sus puertas a extremistas y racistas, y sus políticas tienen a millones de personas en vilo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?