Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Los maestros que encumbraron las Gibson

Las guitarras Gibson se han declarado en bancarrota, recordamos a los artistas que crearon su leyenda

Slash (Guns and Roses) con su Gibson durante el concierto homenaje a Freddie Mercury en 1992 /

Quinientos millones de dólares atragantan a Gibson Brand, el célebre fabricante de guitarras, que se ha declarado en bancarrota para intentar salvar la compañía. Malas inversiones, caídas en las ventas, cambios de hábitos de los jóvenes y la caída del rock and roll, que cedió en 2017 el trono al hip hop en EEUU, explican el camino al infierno de una compañía centenaria, clave en el auge del rock and roll en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado.

Mientras la empresa intenta salvar su futuro, son muchos los que miran al pasado. A Elvis, a Chuck Berry, Eric Clapton o Jimmy Page, guitarristas que encumbraron a Gibson como uno de los grandes íconos de la música. Pero todo comenzó gracias a Lester Polfus, creador de la mítica guitarra Les Paul, músico, inventor y visionario de las técnicas de grabación, Lester realizó los avances que permitieron desarrollar los sonidos del rock, sonidos que materializó el que para muchos es el ‘Padre del Rock and Roll’, el eterno Chuck Berry.

Pocos músicos han hecho tanto por tantos como él. El músico de Misuri, armado con sus Gibson ES 335 o ES-350, encontró en esas guitarras el arma ideal para inicial la conquista de la América blanca. Su estilo, sus riffs e incluso sus bailes fueron los ingredientes con los que cocinó la gran revolución social del siglo pasado: la revolución musical.

El nacimiento del rock no se entiende sin los caminos del blues y esos caminos los aró B.B King, que tras dejar la granja dotó al blues de un nuevo lenguaje de la mano de su Lucille, una ES-335 sin agujeros en forma de “f”. Una guitarra que casi le cuesta la vida a King que tuvo que entrar en un local en llamas para rescatarla. El incendio se había provocado tras una pelea por una camarera que se llamaba Lucille y el guitarrista bautizó así a su “amada”, una guitarra que acompaño siempre al bluesman.

El paso del blues al rock se cocinó el Reino Unido, gran caladero de Gibson en aquellos años. Uno de los músicos claves en fundir ambos estilos fue Eric Clapton, que antes de cumplir los veinte años se cruzaba con pintadas en Londres que proclamaban el célebre ‘Clapton is God’. Aquellos fueron los años junto a John Mayall y los Yardbirds, años en los que Clapton se apoyaba en la Les Paul para encontrar todos los matices que buscaba.

Cuando Clapton dejó los Yarbirds, su puesto lo ocupó Jimmy Page, que posteriormente formaría Led Zeppelin. Tanto Clapton como Page compartieron pasión por Gibson. Con su Les Paul, Page llevó el rock de los setenta a una nueva dimensión ayudando a cimentar el camino del rock pesado.

Los sonidos de los años sesenta están asociados de manera irremediable a la guitarra de Nashville. Los Allman Brothers, John Fogerty (Creedence Clearwater Revival), Neil Young, The Who. Pero Gibson pasó las décadas saltando de una generación a otra sin perder su encanto y variando de géneros. Las Gibson calaron en el hard rock de la mano de Angus Young (ACDC), Slash (Guns and Roses), James Hetfield (Metallica),o Dave Grohl (Foo Fighters), pero los artistas que se rindieron al fabricante incluye guitarristas tan diversos como Frank Zappa, Joe Perry (Aerosmith), Lenny Kravitz, Mark Knopfler, Bob Marley o The Edge (U2).

Ahora Gibson afronta un presente complicado que no ensombrece su legendario pasado. Una historia centenaria que se complica por distintas causas pero que ha definido la fascinante historia musical del siglo XX.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?