Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Cannes: entre el lujo y el cine anticapitalista

El certamen llega a su fin en una edición marcada por la falta de estrellas, el alto contenido político y anticapitalista de muchas de sus películas en competición y por la reivindicación feminista

Termina el Festival de Cannes con una cinta española, El hombre que mató a Don Quijote, de Terry Gilliam. Con Jonathan Pryce en el papel de Quijote y Adam Driver interpretando a un director de cine, una suerte de álter ego del director, que entra en un túnel de locura y disparate para hacer una película sobre el héroe de Cervantes. Una película que casi acaba matando a Terry Gillian que lleva 20 años intentando levantar este proyecto contra viento, marea y procesos judiciales y hasta un amago de infarto cerebral.

Es la cinta de clausura de un festival que este año se ha caracterizado por la escasez de estrellas y el enfoque muy político de las películas. En el lado de las estrellas tenemos al equipo de Han Solo, la precuela de la juventud del personaje de Harrison Ford. Ha pasado por Cannes sin pena ni gloria, la estrella más potente era Emilia Clarke, la Kalesi de Juego de Tronos.

Las mujeres y el feminismo en efecto tema central del certamen, la semana pasada 88 mujeres cineastas, que han participado en el festival, desde directoras, actrices y técnicas, se hicieron una foto de familia muy emocionante, un gesto en el que querían reclamar igualdad real en la industria. Una de las mujeres más activas en esta reivindicación es Salma Hayek, que lleva cuatro años organizando actividades encuentros y premios para cineastas mujeres, premio que este año ha logrado la directora catalana Carla Simón por Verano 199. 

Otra nueva directora ha llegado a Cannes, Arantxa Echevarría que a sus 48 años debuta en la dirección del largometraje con la historia de amor entre dos adolescentes gitanas. La película se titula Carmen y Lola. 

Entramos en la parte competitiva con la propuesta de la directora italiana Alicia Rohrwacher, una firme candidata a la Palma de Oro por su película Lazzaro Felice. Es una fábula sobre la explotación, la crueldad humana, pero con una mirada muy poética y esperanzadora.

 

El Festival de Cannes siempre destaca la importancia de que sus películas contacten, hablen del mundo actual de su complejidad. En este sentido, ha habido grandes películas sobre la exclusión y la crueldad del capitalismo, como Dogman, la cinta de Matteo Garrone. Una película muy violenta, muy bella que relaciona con el miedo de los ciudadanos y el auge de la extrema derecha. Esta rodada en un pueblo casi fantasmal.

También entre las favoritas de la crítica está El libro de las imágenes de Godard, que a sus 87 años sigue al pie del cañón. Es una película experimental, casi un collage con imágenes del cine y el mundo actual. El maestro de la Nouvelle Vague dio una rueda de prensa desde su teléfono móvil y hablo de lo temas que le interesan contar.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?