Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Dorian busca 'Justicia Universal' contra "la corrupción y el cambio climático"

Entrevistamos a la banda que saca nuevo disco con temas mucho más políticos que en sus anteriores trabajos

Así es el nuevo disco de Dorian, 'Justicia Universal': Dorian busca 'Justicia Universal' contra "la corrupción y el cambio climático"

CEDIDA

Son los creadores de una de las canciones más tristes que ha bailado toda una generación de treintañeros. "A cualquier otra parte" es uno de los temas de Dorian más celebrados de Dorian, uno de los nombres clave de la música indie en nuestro país. La escena indie ha visto proliferar grupos en los últimos años y acercarse a un público más amplio, de todos, Dorian es uno de los que más personalidad ha mostrado, jugando con la electrónica y con letras que evocaban una y otra vez a los inadaptados.

Después de 14 años en la música, vuelven ahora con Justicia universal un disco redondo en lo musical. Suenan los Dorian más electrónicos, también orientados a la pista de baile. "Hay una gran evolución en el sonido y unos textos muy cuidados. El grupo ha hecho un salto al frente en producción de sonido. Es el disco que mejor suena y mejor mezclado está", explica el cantante Marc Gili. La banda ha apostado por una producción más original, usando técnicas de grabación del house y del rock. "De tal manera que suena electrónico pero lleno de vida. Eso ha sido la cuadratura del círculo que buscábamos desde hace años", cuenta Gili con satisfacción.

En cuanto a las letras, la evolución ha ido por los temas. "Todos los letristas tienen una serie de obsesiones que se repiten. Pasa con las letras de Lou Reed, de Calamaro o Serrat, pero también vas evolucionando". Una evolución que se debe a la madurez de la banda, pero también al contexto social en el que vivimos.

La convulsión política y la indignación social que no cesan, ha calado en el cine, incluso en el más comercial, en el arte y en su música. No solo en movimientos más underground como el rap o el trap, también en la música indie, un género que tradicionalmente ha pasado de la política. El cambio se debe precisamente a lo insostenible de la situación, como nos dice Belly Hernandez, integrante de Dorian, que ve una tendencia de la música, más que de un grupo en concreto: "Los grupos están hablando más de estos temas en sus canciones, supongo que porque los tiempos están más revueltos y clama tanto al cielo que no puedes dejar de hablar de lo que ocurre a tu alrededor".

"En estos últimos años están pasando cosas en España y en el mundo que es inevitable que acaben permeando en algunas canciones. Hablamos de paraísos fiscales, de corrupción. Por ejemplo, en 'Cometas', la canción que cierra el disco, hay una alusión muy clara al muro de Donald Trump, a lo que quiere hacer en México, en la frontera de Estados Unidos. Es inevitable que esos asuntos acaben permeando las letras", añade Gili.

Es el cantante y letrista, artífice de un trabajo que vuelve a mostrar la cara de la banda más bailable, electrónica, pero también más reflexiva, que en su primer sencillo, "Noches blancas", habla de la soledad urbana. Una canción más diferentes de otros temas de la banda: "Tiene unos arreglos electrónicos pero basados en escalas orientales y eso hace que tenga una sonoridad diferente que, mezclado con el pop y la electrónica, hace que sea interesante como primer single".

En el resto de canciones encontramos críticas a la corrupción política y al cambio climático, como "Justicia universal", que da nombre al álbum. Hay una mirada a la vida cambiante de las redes sociales, a los amigos que se quedan en el camino, en "Algunos amigos". Son algunos de los problemas de una generación, la del grupo y la de sus seguidores, que les han acompañado por el camino y que, en todo este tiempo, han tenido que politizarse casi a la fuerza.

La sentencia sobre el rapero Valtonyc también afecta a la banda: "Ningún músico merece estar en la cárcel por sus ideas o por lo que diga. Es que entonces los músicos de finales de los 70 y principios de los 80, toda la movida madrileña y los cantautores habrían acabado en la cárcel", decía Marc.

Justicia universal cuenta, además, con la incorporación de Lisandro Montes en las labores compositivas, y con tres invitados especiales: León Larregui de la banda mexicana Zoé, la cantante chilena Javiera Mena y Nita, extraordinaria vocalista de Fuel Fandango. Este mix entre españoles y latinoamericanos es el fruto de muchas giras que Dorian ha hecho por América Latina, de hecho, comienza en breve su ruta en México. De hecho, "Llévame", una de las canciones del disco, homenajea la amistad entre amos mundos.

Dorian son además amantes del cine. Así lo han reflejado en algunas canciones, como "Al final de la escapada", una de sus películas favoritas de Godard. Además, han musicado Farenheit, la película de François Truffaut. "De todos los movimientos cinematográficos el que más nos ha influido es la nouvelle vague, esa rebeldía, el enfrentarse a todo sin miedo", explican. El grupo ha colaborado con varios actores, como Daniel Brülh o Kira Miró y ahora han fichado a Anna Castillo, protagonista de su primer videoclip de este disco. "Me hubiese encantado ponerle música a Abre los ojos de Amenábar, dice Mar.

¿Para cuándo una banda sonora? "Es algo que quiero hacer antes de morir", respondía Belly Hernández. Ojalá, porque escasean las mujeres en las composiciones de bandas sonoras.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?