Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

ENTREVISTAS

Mario Casas interpreta al fotógrafo español que acabó con los nazis

Se estrena 'El fotógrafo de Mauthausen', la cinta de Mar Targarona que refleja el riesgo que asumió Francesc Boix, preso en el campo de concentración de Mauthausen, al robar unas fotografías que demostraron los crímenes del Tercer Reich

VÍDEO: BEA POLO

En la Austria de 1942, en el campo de concentración de Mauthausen, un preso español llamado Francesc Boix trabajaba en el laboratorio de fotografía. Junto a un grupo de prisioneros españoles, arriesgó su vida al planear la evasión de unos negativos que demostrarían las atrozidades cometidas por los nazis en este campo. La historia de Boix llega esta semana a nuestros cines con El fotógrafo de Mauthausen, una cinta dirigida por Mar Targarona, productora de El orfanato o Los ojos de Julia, y protagonizada por Mario Casas.

Mario Casas da vida a Boix, que, al poco de llegar al Mauthausen da con la sospechosa muerte de varios presos en un supuesto intento de fuga. Al investigar este suceso, se encuentra con material fotográfico que le desvela las atrocidades que se están cometiendo en este campo de concentración, como los asesinatos sistematizados enmascarados en suicidios o intentos de fuga, los asesinatos colectivos en Gusen o el exterminio en la cámara de gas del furgón de la muerte.

Mar Targarona, del mismo modo que en Muere mi vida y Secreto, además de dirigir produce la cinta, que también cuenta en el reparto con Alain Hernández, Frank Feys y Rubén Yuste. La directora asegura que "hay muchos españoles que no saben que ha habido españoles encerrados en Mauthausen, siempre se ha enfocado desde el punto de vista de prisioneros americanos o judíos, pero nunca se había analizado desde el punto de vista de los españoles".

Ante las injusticias de los nazis, Boix recurre a sus compañeros clandestinos para robar y esconder los negativos fotográficos que muestran estas barbaridades, con el objetivo de mostrarlos al mundo y denunciar su situación. Para el actor fue complicado el proceso de transformación físico, ya que llevó a cabo una estricta dieta, aunque afirma que "sabía que adelgazando y pasándolo mal te va a entrar mala leche, ansiedad, inseguridades, miedo, hambre... (...) hay cosas que sabía que no iba a tener que interpretar".

La cinta está basada y documentada en estos hechos reales en los que estos negativos fueron determinantes para condenar a altos cargos nazis durante el juicio de Núremberg en 1946, Boix fue el único español que asistió como testigo y señaló a los culpables. El equipo artístico trabajó meticulosamente para recrear a la perfección cada detalle, e incluso la cinta recrea fotografías reales de la época. La directora añadía: "hay una cosa que a mí me encanta, que pasa desapercibido yo creo para la mayoría del público, pero los historiadores ya me han dado a entender que ellos sí lo han pillado, y es que en los barracones dormían con el plato con el que comían porque si se lo robaban ya no tenían nada para ir a buscar la comida".

Mario Casas aportaba su visión ante la perspectiva temporal con la que ahora vemos estas historias: "tendemos a olvidar muy rápido (...) en la sociedad en la que vivimos en que todo va tan rápido (...) hacen falta películas como esta, historias como la de Francesc Boix, que son tan claras, tan obvias, tan de esperanza (...) creo que está bien retomarlas para que te den con ellas en la cara, parece que necesitamos cosas gráficas para darnos cuenta de las cosas".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?