Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 08 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO La Comunidad de Madrid confirma 4.750 muertos en residencias de mayores
UN MAL DÍA LO TIENE CUALQUIERA

El disparatado origen de la máscara más famosa del mundo

Hace 413 años el señor que inspira a esta máscara fue arrestado por intentar cometer un atentado terrorista sin precedentes

La máscara que utiliza Anonymous y otros muchos grupos antisistema

La máscara que utiliza Anonymous y otros muchos grupos antisistema / GETTY IMAGES

Nuestro personaje histórico de hoy tiene una acumulación de fracasos más elevada que la del Coyote en su eterna caza del Correcaminos. Pero también nos trae un mensaje de esperanza a todos los losers que andamos por la vida de tropezón en tropezón.

Tal día como hoy, un 5 de noviembre de 1605, un señor llamado Guy Fawkes fue arrestado cuando se disponía a ejecutar el que hubiese sido el mayor acto de terrorismo de la historia de Inglaterra. Guy Fawkes era un integrista católico que había estado luchando en el lado español contra los protestantes holandeses y que había vuelto a su patria inglesa para imponer ahí también su religión. Vamos, casi exactamente lo mismo que los chavales que se van a luchar a Siria hoy en día.

De hecho incluso se había cambiado el nombre a Guido para parecer más católico. Guy Fawkes y sus colegas querían hacer terrorismo a lo grande, volando el Parlamento con los ministros y el rey dentro. El creía que lo mejor que podía hacer para su país era llevarlo de vuelta al catolicismo… ¿y qué mejor forma de convencer a la gente que con un golpe de estado violentísimo?

Pero ni de tus amigos católicos te puedes fiar. Alguien dio el chivatazo cuando ya había una buena acumulación de pólvora debajo del Parlamento, y a Guy Fawkes lo pillaron in fraganti. A él le dieron el castigo habitual de los traidores: lo colgaron, lo descolgaron antes que muriera, le cortaron los genitales y se los quemaron delante de él, luego le arrancaron las entrañas y por el último el corazón. Luego ya decapitación y exhibición de sus extremidades por el reino.

Los otros conspiradores tuvieron un final igualmente gore. Y los católicos que había en Inglaterra pasaron a ser inmediatamente sospechosos de ser traidores y terroristas. Vamos, que Guido y sus colegas no les mejoraron mucho la vida. Lo curioso es que, siendo un tipo que quería imponer una tiranía religiosa usando la violencia extrema, Guy Fawkes se haya convertido en un símbolo de libertad. Porque no es otro que él mismo el que está detrás de la máscara que usan los de Anonymous y otros héroes contemporáneos.

Así que si hoy os arrancan los genitales y os decapitan, no os lo toméis muy mal: Igual dentro de 400 años sois los héroes de un cómic mal documentado.

SI TE HAS QUEDADO CON GANAS DE MÁS...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?