Últimas noticias Hemeroteca

Impudicia

Manuel Marchena será presidente del Consejo General del Poder Judicial porque así lo pactaron Pedro Sánchez y Pablo Casado, un procedimiento desastroso que hace más gordo aún el arrejuntamiento de la justicia con la política

VÍDEO: PABLO PALACIOS

Pusieron el carro delante de los bueyes. Ya ha sido elegida la persona que tendrá que ser elegida por los que aún no han sido elegidos. Manuel Marchena será presidente del Consejo General del Poder Judicial porque así lo pactaron Pedro Sánchez y Pablo Casado, un procedimiento desastroso que hace más gordo aún el arrejuntamiento de la justicia con la política. ¿Sería acaso mejor que el Consejo y su presidente fueran elegidos por los propios jueces? Pues no lo creo. Sería la entronización de un mandarinato, un club aristocrático, cerrado y conservador.

La elección parlamentaria es mucho más democrática. Lo insoportable de este sistema es lo que desencadena, que todos, ciudadanos y medios, atornillamos a cada elegido en la casilla conservadora o progresista, dando por hecho que su condición sustancial, la de juez, se evapora. Y como si tanto su personalidad como su valía jurídica o como su obligación independencia desaparecieran ya para ser sustituidas por la disciplina incondicional al partido que lo propone. Pero más insoportable aún, que los propios elegidos acepten dócilmente este estado de opinión, que los presenta como muñecos de plastilina o como marionetas de guiñol. Y lo que es peor, que en el ejercicio de su tarea en el Consejo alimenta muchas veces tan ofensiva sospecha votando demasiado a menudo en la dirección que marca su brújula política. Cualquier otro sistema de elección será peor, no lo dudo, pero este me parece impúdico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?