Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Estar náufrago durante 133 días con galletas, agua y chocolate

El 23 de noviembre de 1942 Poon Lim tuvo la fortuna de ser el único superviviente de su barco, el resto de la historia esta llena de penurias

A nuestro protagonista de hoy deberías recordarlo cuando estés comiendo el tupper que te preparaste anoche y estés maldiciendo tus escasas habilidades culinarias. Por muy mal que esté, a Poon Lim le habría parecido un manjar divino.

¿Que quien era Poon Lim para tener tan mal gusto culinario? Pues la razón de ese mal gusto la encontraremos en el 23 de noviembre que tuvo Poon Lim en 1942. Él justamente trabajaba de cocinero, en el buque mercante británico Benlomond. No era una buena época para estar trabajando en alta mar. Un submarino alemán lo localizó cuando estaba cruzando el Atlántico y lo hundió unas 750 millas al este de Brasil. En cierta forma, Lim fue el más afortunado de los 54 tripulantes. Fue el único superviviente. También tuvo la suerte de encontrar una balsa con latas de galletas, unos litros de agua, un poco de chocolate y algunos utensilios.

Donde no tuvo tanta suerte fue en el tiempo que pasó a bordo de esa balsa: 133 días. Además, tuvo la mala suerte de ser visto por un carguero, que no lo recogió. Según el propio Lin, es probable que lo confundieran con un japonés, y por tanto, un enemigo. Cuando se le acabaron los víveres, fue capaz de sobrevivir pescando, recogiendo agua de lluvia y cazando algún pájaro. Después de 4 meses y medio, llegó a Brasil y fue rescatado por unos pescadores.

Por una vez, nuestro protagonista tiene un final feliz. Pero no creo que nadie le envidie su dieta oceánica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?