Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

El ojo izquierdo

Tragar sapos. Y hasta ballenas

Es tanta la sorpresa que aún andamos sin llegar a creernos unos resultados que nadie, absolutamente nadie, esperaba. Todos los horrores se han producido en cadena hasta conseguir este insólito reparto de escaños que nos traerá un cataclismo en Andalucía, gobierne quien gobierne.

Se amontonan las preguntas, pero es lógico que todavía no lleguen las respuestas. ¿Qué puede hacer ahora Susana Díaz, hace un año presunta aspirante a gobernar España, y hoy a las puertas de una sonora salida? ¿Gobernará Andalucía alguien como Juan Manuel Moreno, que ha perdido casi 300.000 votos en cuatro años, el resultado bochornoso de un perdedor nato? ¿Aceptará el muy centrista Juan Marín, exquisito demócrata, dice, juntarse en fina alianza con los xenófobos, homófobos y varios fobos más, del aguerrido Abascal? ¿Están exultantes de gozo los pimpollos Casado y Rivera porque van a pisar moqueta gracias a los votos de los aliados de Marine Le Pen, esos briosos caballeros de lanza en astillero y adarga antigua, dispuestos a emprender la Reconquista, según sus propias palabras, comenzando por barrer a inmigrantes y musulmanes? ¿Así piensan regenerar o modernizar este país, sirviendo a los más reaccionarios de toda Europa?

El Ojo les propone un inocente pasatiempo: digan ustedes qué porcentaje ha tenido el desarrollo enloquecido del procés en este cataclismo. El que acierte, peluche con la estelada. ¡No sean tímidos y hagan juego, señores!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?