Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Vozes, música para la integración

Conversamos con los impulsores de la Fundación Vozes, un proyecto que ofrece la oportunidad de aprender a tocar un instrumento y formar parte de una orquesta de manera totalmente gratuita a jovenes de los barrios más desfavorecidos de Barcelona y Madrid

Ocho integrantes de la orquesta Vozes interpretan una pieza en directo en Radio Barcelona /

Cuando Pablo González tenía 15 años, una noche de fiesta sintió “un flechazo” cuando escuchó sonar un violonchelo por primera vez. El músico que tocaba el instrumento formaba parte del Sistema de Orquestas Juveniles de Venezuela, y al ver el entusiasmo de Pablo, lo invitó a participar en las clases gratuitas que este proyecto ofrecía en su ciudad. Desde entonces, Pablo no se ha despegado de la música.

Hoy, González recuerda “las continuas puertas abiertas de El Sistema”, las oportunidades ilimitadas y la forma de conocer otras perspectivas de vida. Porque si bien él provenía de una familia humilde, “no tenía unas necesidades tan dramáticas como la de otros compañeros de la orquesta”, explica. Estando allí pudo conocer otras realidades, y pese a estas diferencias, dentro de la orquesta todos eran iguales. “Yo siempre relaciono el mundo musical con un mundo de belleza y de oportunidades”, cuenta Pablo.

“La pobreza material no tiene que ser un impedimento para acceder a la cultura”

Años más tarde, después de desarrollar su carrera musical como violonchelista en Venezuela y formar una familia, Pablo se muda a vivir a España. Y como si de una cadena de favores se tratara, replica aquí ese modelo de orquestas que tanto le aportó de joven. Así nace en el año 2004, en el Oratorio Sant Felip Neri de Barcelona, un pequeño coro multicultural formado por 15 niños que, meses más tarde, se convertirá en la Fundación Privada VOZES, donde hoy más de medio millar de niños que viven en los barrios más desfavorecidos de Barcelona y Madrid tienen la oportunidad de aprender a tocar un instrumento y formar parte de una orquesta de manera totalmente gratuita.

“La pobreza material no tiene que ser un impedimento para acceder a la cultura”, opina Pablo. Porque Vozes no es un taller de música ni un conservatorio. El proyecto está formado por orquestas, coros y batucadas, que sus participantes ya califican como “una experiencia de vida”.

El proyecto es posible, principalmente, gracias a donaciones económicas, de instrumentos, y a los voluntarios que participan en las clases y en la organización de la fundación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?