Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La Manada no se inventó con la Manada

Ni las violaciones en grupo empezaron en 2016

Tengo un problema con que a estos presuntos violadores de Alicante, que han sido detenidos tras ser acusados de agredir sexualmente a una chica de 19 años, se les llame la Manada de Callosa. Por un lado ayuda a situar la noticia como lo que es, o sea un grave problema social y no un caso aislado. Pero no me quito de la cabeza el aire a franquicia y el hecho de que pueda haber por ahí cinco o seis chavales creyéndose la manada de su pueblo en lugar de agresores sexuales, que es un nombre menos mediático pero mejor tipificado. Y conociendo a la Manada original tampoco descarto que uno de sus cafres reivindique el término o que se vaya a una oficina a registrarlo. Otra razón es que la Manada desgraciadamente no se inventó con la Manada, ni las violaciones en grupo se inventaron en 2016.

Dicho lo cual. La reacción de la hermana de uno de los presuntos violadores, que los encontró en el sótano abusando de la chica y llamó a la policía, es la única buena noticia de un caso así. Una, pero importante. La desprotección de esta gente tiene que empezar donde las lealtades son más fuertes. Si se sentían seguros en el sótano de una casa es porque se entiende que lo que ocurre en casa no sale de casa, y con eso ha sobrevivido y se ha ejercido el machismo durante siglos. Si estas personas que asocian la fiesta con las agresiones sexuales empiezan a sentirse inseguras en cualquier parte y con cualquier gente, también de su propia familia, algo se habrá avanzado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?