Últimas noticias Hemeroteca

Sánchez besó la lona

Pero ninguno de sus rivales está ahora mismo en condiciones de asestarle un golpe definitivo porque todos están o en boxes, o en la UVI, o en el manicomio

Podemos votó contra el Gobierno y echó abajo la reforma de los alquileres. Su principal socio le infligía la primera derrota parlamentaria y dejaba al desnudo la fragilidad del objetivo del presidente de llegar hasta 2020. Sánchez beso la lona, pero de inmediato hizo lo que mejor sabe: levantarse. Ninguno de sus rivales está ahora mismo en condiciones de asestarle un golpe definitivo porque todos están o en boxes, o en la UVI, o en el manicomio.

En boxes están las derechas, que se preparan para el asalto pero que aún están en fase de medir fuerzas y distancias. El PP no sabe si acercarse a Vox para intentar tragárselo o alejarse de él para no ser tragado, y Ciudadanos ha aprendido a olvidarse de las prisas, que le hicieron cometer errores serios, y se mueve ahora de puntillas aguardando su oportunidad; sabe que tiene buenas cartas.

En la UVI está Podemos, sometido a exámenes exhaustivos para valorar la profundidad y las trayectorias de la cornada del errejonazo. Y en el manicomio están Junts per Catalunya y Esquerra, en pleno cisma, a cuenta del último movimiento de Puigdemont, que ha hecho algo verdaderamente asombroso: denunciar al president y a la mesa del Parlament, el suyo, por retirarle el voto delegado y pedir el amparo del odiado Tribunal Constitucional español, que siempre ha calificado de ilegítimo. A unos días del juicio, solo los presos mantienen unido al independentismo.

Escucha La Firma de Iñaki

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?