Últimas noticias Hemeroteca

¿Y tú que piensas?

VÍDEO: PABLO PALACIOS

¿Y tú qué piensas?, nos preguntaba el domingo el diario ‘El País’ en una campaña de interpelación directa que aspira a movilizar a sus lectores para proyectar cuantas luces sean posibles sobre los problemas de nuestro tiempo. Pensé, cuál sería mi primera respuesta a bote pronto, a cuestión tan abierta, y me brotó así, de las tripas de mi propio oficio, la respuesta convertida en otra pregunta: Cuando se trata de los grandes asuntos, ¿qué vale conocer y dar a conocer?

Y es que estaba leyendo la información sobre el Foro de Davos en la que se denunciaba como altamente peligrosa la sangrante desigualdad global, que no para de aumentar. La denuncia quedaba caricaturizada como un monumento a la impotencia o a la hipocresía con el dato que aportaba una organización tan poco sospechosa como Bloomberg, la empresa estadounidense de información financiera, que decía así: “Hace una década, Davos planteó como tarea preferente frenar las desigualdades porque amenazaban con provocar un choque social. A día de hoy -sigue diciendo Bloomberg-, la fortuna de los 12 participantes americanos más ricos de aquella edición del año 2009 ha crecido en 154.000 millones de euros mientras que el salario medio del trabajador americano se ha estancado”.

O sea, que el tema es conocido de todos, todos lo reconocen, nadie lo niega, a todos les alarma. ¿Y qué? ¿De qué nos sirve conocer si con la vigente fuerza aplastante de la apisonadora de este orden económico mundial sin fisuras corregir esa deriva parece tan imposible como alterar el rumbo de los astros? Es una pregunta que dedico a Joaquín Estefanía, el mayor y más perseverante activista contra la desigualdad global que conozco.

Escucha la Firma de Iñaki

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?