Últimas noticias Hemeroteca

El incierto futuro de Venezuela

Damos ultimátum como si alguien nos hubiera adjudicado tal derecho, y no, nadie nos ha encomendado esa misión

Con escaso entusiasmo escribe el Ojo sobre Venezuela, sabedor, como todos, de las dificultades, prácticamente insalvables, de la trampa en la que han conseguido hundir la situación venezolana los turbios personajes de allá y de más allá. Repitamos, que es gratis, que en este humildísimo espacio se reverencia muy poco a Nicolás Maduro. Es más: se le aborrece. Pero deberíamos tener más claro que el agua cristalina de aquel recóndito riachuelo que cualquier solución para los venezolanos debe estar alejada mil años luz de la que pueda elaborarse en las mesas de los urdidores del imperialismo más salvaje, el de los asesores de Trump, los Bolton y los Abrams, siniestros personajes que ya nos demostraron su calaña bombardeando civiles en Afganistán o inventando mentiras sobre las armas de destrucción masiva de Irak. Tiene, forzosamente, que haber otras soluciones para que los venezolanos puedan tener un futuro decente.

Y Europa, con España, faltaría más, junto con México, por ejemplo, tienen y deberían defenderlas a capa y espada posiciones distintas. De Trump, de Bolsonaro, de Rivera y de Casado. Que la guerra la quieran otros, pero no quienes creen en la democracia, en la libertad de los pueblos, en la política de la negociación. Damos ultimátum como si alguien nos hubiera adjudicado tal derecho, y no, nadie nos ha encomendado esa misión. Sánchez quizá reconozca hoy a Juan Guaidó. ¿Y?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?