Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

La madre de un joven asesinado en las protestas en Venezuela: "No entiendo por qué tuvieron que utilizar armas"

La madre del joven asesinado el pasado 23 de enero en Venezuela atendía a Cadena SER en los días más convulsos que vive el país en la última década

Cadena SER

Enviada especial a Caracas

Allison, un joven venezolano, recibió un disparo durante la jornada de protestas del pasado 23 de enero. Le metieron un disparo en un brazo y llegó al hospital muerto. Un solo tiro le quitó la vida.

Nivea Troloro es su tía madre. Es quien le cuidó desde los tres meses. Ella le identificó en el hospital y nadie le ha dado ninguna explicación al respecto.

Ha montado un pequeño altar en su casa, le reza todos los días, pero no tiene ni dinero para velas. Las fotos de Allison son de papel barato porque no tiene dinero para fotos de calidad.

Nivea pide justicia para resolver cómo murió su hijo sobrino y pide un cambio porque dice que la situación es "insostenible" en Venezuela.

¿Tenía algún tipo de relación Alison con la política?

La madre del joven fallecido aún no ha recibido explicaciones por parte de las autoridades / Cadena SER

No, él protestaba como protestamos todos cuando necesitas salir a la calle a hacer valer tus derechos. Así, directamente, que tuviera que ver con política, no. Protesta como cualquier ciudadano cuando no está de acuerdo con algo. Lo que no entiendo es por qué en medio de una protesta tuvieron que utilizar armas si allí no había armas. De hecho eso fue en la Avenida Sucre y desde aquí no se escuchaba ningún alboroto. Por eso me quedé en shock cuando me dijeron lo que pasó. No entiendo porque tuvieron que utilizar armas y quitarle la vida si él era un niño. De hecho los que andaban con él eran menores de edad y todos llegaron al hospital cuando se enteraron de que Alison había muerto.

¿Alison era también menor de edad?

No, él tenía 19 años, pero igualmente era un niño. Él todavía no iba con actitud de un hombre. Todavía era muy “chamo” (periodo entre la niñez y la edad madura). Lo de él era trabajar en la panadería, jugar al baloncesto y arreglar motos, le encantaba la mecánica. No tenía vida como un adulto. A mí lo que más me duele lo que siempre digo a todos: él no era un delincuente, no era una persona que anduviera con pistolas, no era una persona que si tú la buscas en cualquier cuerpo policial te va a aparecer con ningún tipo de antecedentes porque nunca andaba haciendo nada indebido. Como todo muchacho, andaba con sus amigos, jugando al baloncesto, ayudando a cualquiera, arreglando motos. Él era muy colaborador y muy querido por toda la comunidad. De hecho, yo lo velé en la casa y tuvimos que cerrar y dejar entrar de 10 en 10 porque mucha gente vino a verlo. Toda la comunidad quedó conmovida porque nadie se esperaba que por ir a protestar te iban a quitar la vida.

¿Habéis tenido algún tipo de explicación por parte de las autoridades?

No, hasta ahora nadie me ha dado ningún tipo de explicación sobre qué paso. Simplemente lo que sé es que él estaba protestando por lo que hoy en día todos protestamos porque no tienes cómo vivir. Trabajas para ni si quiera tener como comer. Se te daña el zapato, pues tendrás que andar con el zapato roto. Mi madre ahora está mal con el brazo y no tengo para comprarle el medicamento porque si vas a comprarlo, si es que he conseguido el dinero no hay, y si lo consiguiese seria por medio de internet no me alcanzaría el dinero.

¿Algún amigo que estuviese con él te ha contado que sucedió exactamente?

Ellos me dicen que estaban en la protesta, que de repente empezaron a disparar y que Alison no sé qué se agachó a coger, le dispararon y ahí quedó. Sin darle oportunidad de nada más. Un solo tiro le quitó la vida. Ellos lo que dicen que no podían identificar al que fue porque lo que cargaba no identificaba si era un policía de aquí del Estado. En realidad no tenían identificación los que estaban disparando. Le hicieron un mural el domingo con su foto y vinieron varios medios. El lunes en la mañana no existía el mural y lo pintaron. Me dijeron que fueron los policías aunque yo no sé quién tapó el mural en realidad.

¿Es insostenible esta situación?

No tengo ni para comprarle el medicamento o hacerle una placa a mi madre. Esto ya es una locura y muy triste. Yo nací aquí. Mi padre era portugués y se vino con 18 años y vivió hasta los 72 cuando falleció. Vivió toda la vida trabajando. Cuando el murió ya estaba el gobierno de Chávez. Me acuerdo que la última elección de Chávez, que dieron el resultado a las 12 y algo de la noche y cuando lo anunciaron a mi padre le salió sangre de la nariz porque él era en contra del gobierno siempre porque él sabía a lo que venían. Él me decía que aquí ya no había nada más que hacer y que aquí esto ya no va a servir. Esto va a ser como Cuba me dijo hace 11 años, que creo que fue cuando salió por última vez Chávez. Mi padre al poco tiempo murió. Esa fue una de las causas que aceleró su muerte. He conocido a muchas personas que se mueren de rabia, de infarto, de ira.

 ¿Cree que va a cambiar algo?

Yo creo que viene el cambio y espero que venga. Esto tiene que cambiar como sea. Es algo que está invivible. Aquí la gente no aguanta. En Europa con un euro compras un kilo de carne. Por ahí está la cosa. Aquí con un euro no compras eso ni un kilo de queso. Aquí serían siete euros para comprar un kilo de carne. Por más que te manden de fuera, al cambio no alcanza. Por lo menos en Portugal con 30 euros compras algo para una semana. Yo tengo mi familia allí y sé que con eso compras. Aquí no te llega eso para nada y menos si tienes que comprar medicina. Todo el mundo está que no aguanta la situación.

De repente, antes yo veía que el que no trabaja no tenía derecho a vivir como una persona que sí trabaja. Pero hoy en día trabaje o no, da igual. De hecho yo no estoy trabajando porque para qué. Cómo puedo trabajar y dejar a mi madre sola. Aquí sobrevives no vives. No puedo comer todos los días carne, pollo, pescado, etc. Con qué hago las caraotas si no tengo ni aliño que echarle. Es algo fuerte. Nunca fui una persona de altos recursos, pero siempre comía de todo y bien. Había fruta y nunca faltó nada. Hoy en día se sufre hasta para aliñar unos granos. Uno estaba acostumbrado a que el que trabaja con sacrificio tiene sus cosas, se comía mejor o peor de acuerdo a los esfuerzos y cómo has luchado. Pero hoy en día, estudies o no, trabajes o no, todo el mundo vive igual. Que es lo que dice el señor que en el socialismo todo el mundo tiene que ser igual. Si tú trabajas o no tienes que vivir igual que como si no trabajaras porque esa es la ley que él quiere. Hasta donde yo medio escucho lo que él ha dicho porque nunca pongo los medios de aquí. En el mundo entero no es justo si se supone que alguien se esfuerza más que otro porque para eso tú te esfuerzas haciendo tus cosas. En Venezuela, que tú hagas o no eres la misma persona: vives miserablemente, no tienes derecho ni si quiera morirte. Yo no tenía ni como pagar la funeraria a Alison y eso es triste. No puedes enfermarte, no puedes tener un dolor, decir que quieres un chocolate o un caramelo.

Espero que esto cambie y que la gente tenga derecho a vivir como se merece y a luchar por lo que quiere en su vida, y dejar de vivir en esta miseria y en esta pobreza. Lo que yo aspiro es que se haga justicia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?