Últimas noticias Hemeroteca

Amenazas y persecución a la prensa en Nicaragua

Reporteros Sin Fronteras ha documentado campañas de acoso, amenazas de muerte y detenciones arbitrarias contra periodistas en Nicaragua. Hay más de 50 periodistas exiliados, entre ellos Eddy López, que denuncia la persecución que sufren

El gremio periodístico está “estigmatizado” en Nicaragua. Desde las elecciones de noviembre de 2016 que dieron la victoria a Daniel Ortega, los periodistas sufren “amenazas de muerte, detenciones arbitrarias y campañas de acoso”, según revela el informe anual de Reporteros Sin Fronteras sobre la libertad de prensa en el mundo.

Eddy López, corresponsal en el departamento de León del diario La Prensa, uno de los medios escritos de referencia de Nicaragua, ha sufrido en primera persona la persecución a la que Daniel Ortega y sus partidarios tienen sometidos a los medios y periodistas no alineados con el gobierno desde que comenzaran las protestas. Ha podido documentar además “la represión contra el pueblo y las manifestaciones estudiantiles”. En León, la segunda ciudad más importante, es donde se iniciaron las protestas.

Desde el comienzo de la crisis en Nicaragua el 18 de abril, López dice ser perseguido, amenazado de muerte y fotografiado por extraños y señalado por simpatizantes del Gobierno como “periodista golpista”, una situación que le ha llevado a abandonar el país. Se encuentra en Madrid desde hace tres meses y denuncia un incremento de la “censura y represión contra los periodistas”. López recuerda que le detuvieron dos personas que le encañonaron con fusiles y le dijeron que dejara de hablar en contra del gobierno. Ya antes había sufrido persecución por parte de la seguridad del Estado de Nicaragua. Asegura que le controlaban a cada paso que daba con el objetivo de “intimidarle y obligarle a dejar de hacer su trabajo”.

Las primeras manifestaciones estudiantiles surgieron a raíz de una reforma que iba a perjudicar a los asegurados. En esas primeras protestas en las que López trabajó, pudo documentar cómo “estudiantes eran reprimidos por la policía, cayeron dos o tres estudiantes asesinados los primeros días, luego se unió la gente joven, las mujeres manifestándose en contra del gobierno”, relata, y documentó esos asesinatos de jóvenes que “luego para defenderse colocaron barricadas”, y por eso el Gobierno en su “operación limpieza” inició una represión en la que murieron más de 25 personas en los primeros días de abril y mayo. López asegura que para él “nunca existió un golpe de Estado, lo que sí existió fue una población molesta por tantas injusticias”.

Así es la "represión silenciosa" en Nicaragua

Uno de los muertos fue el periodista Ángel Gahona, de 42 años. “Fue asesinado el 22 de abril de un disparo en la cabeza cuando transmitía en directo en Facebook Live las manifestaciones en Bluefields”, asegura el informe de RSF. En sus 15 años como periodista, Eddy López ha cubierto elecciones en las que hubo fraude y publicó como las papeletas aparecían en la basura, entre otras cosas, por lo que toda esta situación ha ido empeorando paso a paso hasta llegar a la crisis actual. Con la mala situación económica, el crecimiento de la pobreza y la pérdida de libertad de expresión que impedía la cobertura periodística porque “quien hablaba era objeto de amenaza”, se fue acumulando una serie de circunstancias en las que el sistema se ha ido convirtiendo en “un poder autoritario donde nadie puede exigir derechos. La gente no puede ni siquiera cantar el himno nacional o portar una bandera porque es sujeto de golpes, amenazas y cárcel”, cuenta el periodista.

López no es el único periodista que ha tenido que huir de Nicaragua por la represión den los últimos meses. Es el caso de Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial y uno de los periodistas más reconocidos del país, que tenía un programa de televisión en un medio nacional que fue censurado y el Gobierno le confiscó todos los equipos. Pero otros muchos se han quedado y siguen encerrados en condiciones muy precarias, como han podido acreditar grupos de eurodiputados que han estado allí. “De la noche a la mañana no podemos ejercer periodismo, nos quitan las cámaras y el teléfono. No podemos salir porque nos han tratado de golpistas desestabilizadores del Gobierno y de periodistas terroristas”, denuncia López. Por eso hay ya más de 50 periodistas de diferentes medios de comunicación en el exilio, que han emigrado la mayoría a Costa Rica, pero también a EEUU o Europa.

Así es la "operación limpieza" en Nicaragua

Eddy López cuenta además que la violencia ha llegado hasta tal punto que se ha encarcelado a periodistas. Por ejemplo, a Miguel Mora, propietario y director de 100% Noticias y a Lucía Pineda Ubau, la directora del medio. También les confiscaron todos los equipos de Televisión. Ahora se encuentran aislados, “no les dan los beneficios que debe tener un reo”, denuncia López. “Él solicitaba papel higiénico, una biblia, se la han negado y le han torturado psicológicamente. En el caso de Pineda, “estaba en una celda acompañada con otras amigas”, pero tras una visita de los eurodiputados que fueron a Nicaragua a comprobar la situación de los presos políticos, a ella “la aislaron en una celda sola”. Su único delito es “tener una cámara, escribir, informar de lo que está pasando”.

López asegura que el presidente Daniel Ortega nunca ha concedido una entrevista a la prensa independiente durante su gobierno porque son sus mayores enemigos, de ahí la represión a los periodistas, que “tienen miedo y han dejado de ejercer su profesión y se están muriendo de hambre”. Si estás trabajando en la radio “te queman la radio” y te llevan preso, como ocurrió el 20 de abril en Radio Darío, donde llegaron los paramilitares, rociaron la cabina de la radio con gasolina y lanzaron una bomba.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?