Últimas noticias Hemeroteca

Entre todos los mataron...

Es una pena que no hayan salido adelante unos Presupuestos con un importante contenido social y que rompían, aunque fuera suavemente, con el austericidio impuesto por Rajoy

Se acabó lo que se daba, era ya una lucha imposible, y mañana sabremos cuándo serán las próximas elecciones. Convendría centrar el tiro y señalar, lo primero, que es una pena que no hayan salido adelante unos Presupuestos con un importante contenido social y que rompían, aunque fuera suavemente, con el austericidio impuesto por Rajoy y el rampante neocapitalismo de Bruselas.

Tumbar los presupuestos significa que no habrá reforma fiscal, ni las mejoras previstas para parados o los jóvenes, que aumentaban las becas y bajaban las tasas universitarias, ni tampoco las mejoras para personas dependientes o el plan para erradicar la pobreza infantil. Y ya puestos, Cataluña tampoco recibirá los 320 millones para Cercanías o los 200 para otras infraestructuras. Junqueras y Torra sabrán por qué renuncian a esos beneficios para los catalanes. Por el famoso proceso, por supuesto. Porque el rechazo de la derecha, nunca permitirán un mordisco a sus privilegios de toda la vida, es claro y meridiano, que sus recetas económicas, en beneficio de los de siempre, ya las conocemos.

Ojalá Pedro Sánchez se dé algún tiempo para las elecciones, hasta otoño, por ejemplo, para tratar de pelear con decretos leyes algunas de esas medidas. Pero quizá haya que ir a las urnas en abril o mayo. Pronto lo sabremos. Y una cosa más: anoten el nombre de María Jesús Montero. Por si acaso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?