Domingo, 23 de Enero de 2022

Otras localidades

El dietario de Ramoneda

Hay espacio para el proyecto Sánchez

Josep Ramoneda analiza las futuras posibilidades de gobierno tras las elecciones que se celebrarán el 28 de abril y la preocupación de la Unión Europea porque España no se convierta en otra Italia

Los sondeos del fin de semana confirman que Sánchez tiene posibilidades si la participación es alta y la izquierda y los progresistas en general se movilizan. En torno al 52 por ciento de los españoles quiere una solución negociada en Cataluña y solo en torno a un 35 por ciento está por la aplicación del 155. Hay espacio para el proyecto Sánchez: agenda social, derechos individuales, antiautoritarismo y diálogo.

Ante unas elecciones muy polarizadas: o gana la derecha o gobierna Sánchez con los demás. Crece en las élites empresariales y mediáticas un deseo: un pacto de gobierno entre Ciudadanos y el PSOE. Lo ven como un primer punto de sutura de la inestabilidad y consideran además que sería el peor resultado posible para el independentismo: ni 155, ni opciones de negociación. Hoy parece imposible, pero nada es descartable porque los resultados hacen milagros. La vehemencia con la que Rivera plantea las elecciones con el desalojo de Sánchez como primer y principal objetivo y su plena alineación en el tripartito de derechas hacen difícil la rectificación. Con un PSOE como partido más votado la sustitución de Sánchez por otro dirigente socialista es impensable. Además, no es seguro que PSOE y Ciudadanos sumen, y esta extraña pareja no encontraría apoyos en ninguno de los dos lados.

Populismo es hacer promesas a la ciudadanía sabiendo que no podrán ser cumplidas. Ejemplo: Casado prometiendo bajar impuestos, sin superar el techo del déficit y sin reducir el gasto social. Es imposible. Populismo en estado puro.

Por eso la Unión Europea empieza a dar señales de preocupación: no quiere en España una Italia bis. Si los partidos tradicionales van a la deriva es porque en su impotencia y en su desdén han dejado de lado a los ciudadanos, que llevan años sin ver mejorar sus condiciones de vida, que no vislumbran expectativas de futuro, que se sienten desamparados por la pérdida de sus referentes sociales y culturales, que viven en la confusión de un espacio comunicacional abrumador, y que ven como el poder de decisión no está en los gobernantes sino en los poderes contramayoritarios, que no ha elegido nadie. En este desconcierto el que más grita, arrastra. Y una derecha irresponsable se apunta a esta carta sin reparar en gastos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?