De Buenas a Primeras
Sociedad
Un mal día lo tiene cualquiera

Traducir un manuscrito indescifrable y fallecer poco después

El 21 de febrero de 2014, Stephen Bax anunció que había descifrado 10 palabras, pero se precipitó porque 5 años después sigue siendo igual de incomprensible

Madrid

La historia está llena de misterios: el de quien mató a JFK, los orígenes de Colón o el de los másteres de los políticos españoles. Pero si hay uno que ha demostrado ser persistente es el del manuscrito Voynich.

Para los que no lo conozcáis, este manuscrito es un libro escrito a mano, como su nombre indica, y lleno de ilustraciones sobre temáticas que van desde la biología a la cosmología. Fue comprado en 1912 por un anticuario llamado Voynich, y a él le debe su nombre, porque no sabemos quién es su autor. Tampoco se sabe en qué año fue escrito, aunque las pruebas de datación nos dicen que fue escrito a principios del siglo XV. Pero el misterio más grande del libro es su contenido. No se sabe qué dice. Y no se sabe porque no tenemos ni idea de en qué lengua fue escrito. Las hipótesis han sido variadísimas, abarcando desde el ucraniano antiguo hasta el náhuatl, la lengua que hablaban los aztecas.

Tal día como hoy, un 21 de febrero de 2014, Stephen Bax, un académico británico salió a anunciar al mundo que había descifrado 10 palabras del manuscrito. Todo parece indicar que muchos se precipitaron al dar por bueno el anuncio, ya que 5 años después, sigue siendo exactamente igual de incomprensible. El pobre Bax, para más desgracia, murió inesperadamente tres años después, sin poder leer el libro al que había dedicado tanto tiempo.

Espero que esta historia os haga acabar ese libro que tenéis en la mesilla de noche desde hace meses, que al menos está en un idioma que entendéis.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad