Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Las mujeres olvidadas por los Óscar asaltan la cartelera

Tres directoras encabezan los estrenos de esta semana con Nicole Kidman y Melissa McCarthy -esta sí candidata a la estatuilla- en papeles de antiheroínas y Felicity Jones dando vida a la juez Ruth Bader Ginsburg, convertida en un icono pop

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

El termómetro de estrenos y las novedades en series en 'El cine en la SER': 

  • Quiniela de los premios Óscar: de 02:30 a 14:50 minutos
  • Los estrenos de la semana: de 14:50 a 27:50 minutos 
  • 'Mira lo que has hecho' con Berto Romero: de 28:00 a 53:00 minutos

Escucha el programa completo

Los Óscar ponen fin a la temporada de premios, que ha estado marcada por el éxito de Roma, que aspira a 10 estatuillas. Estrenada en Netflix y en algunas pocas salas, ha puesto sobre la mesa la discusión sobre qué es cine y dónde hay que verlo. La industria no ha logrado crear una favorita que haga de contrapeso a la película de Alfonso Cuarón, pero será difícil que gane una historia en español, en blanco y negro y encima de una plataforma online. Y mientras, en la cartelera llegan nuevos estrenos que se han quedado fuera de los premios. Tres películas dirigidas por mujeres, muchas de ellas ausentes en estos Oscar. Son Destroyer con Nicole Kidman, ¿Podrás perdonarme algún día? con Melissa McCarthy y Una cuestión de género con Felicity Jones. Por supuesto, hay cine comercial, vuelve Cómo entrenar a tu dragon 3, y cine de autor, con la vuelta de Godard y la historia sobre el narcotráfico de Ciro Guerra en Pájaros de verano.

'¿Podrás perdonarme algún día?': una impostora solitaria

La película de Marielle Heller opta a mejor guion adaptado, mejor actriz para Melissa McCarthy y actor de reparto para Richard E. Grant, pero no ha logrado entrar en el resto de grandes categorías de los premios de la Academia. Es la historia real de la escritora Lee Israel que, acuciada por las deudas y la falta de credibilidad de sus editores, comenzó a falsificar cartas de autores famosos con ayuda de un amigo gay. Para Melissa McCarthy este lado oscuro del personaje es lo que más le atrajo del guion. “Lo que más me gustó es que mucha gente no conocía la historia de Lee Israel y me gusta la idea de que van descubriéndola a ella y su trabajo y, ésta es una historia maravillosa sobre gente olvidada, invisible, que ha quedado en el olvido. Y me maravilla lo que ella fue, su historia, y ha sido un placer trabajar con esta directora. Creo que debería decir esto más en redes sociales, pero es que no las sé utilizer”, bromeaba la actriz en un registro muy diferente al que se la tenía encasillada en comedia.

Marielle Heller dirige esta historia sobre una antiheroína solitaria y lesbian que solo soporta a su gato. Para la directora, uno de los detalles más interesantes del contexto era ver cómo vivía la comunidad queer en esa época. “Hicimos muchas investigaciones cuando empezamos con esta historia, pensando en ese año 1991 en Nueva York y lo que sufría la gente queer, que era esa epidemia del SIDA, y hay algo interesante entre la comunidad gay y la comunidad de lesbianas en Nueva York, vivían y funcionaban separadas, pero se unieron en aquel momento por la crisis del sida, muchos hombres fueron abandonados por sus familias y las lesbianas les acogieron. Es muy interesante para mí, que vivo en Nueva York conocer ese tiempo histórico que vivió mi ciudad”, zanja.

‘Destroyer, una mujer herida’: no todo es una transformación física

Karyn Kusama, directora de películas como ‘Girlfriend’ o ‘Jennifer Body’ y de series como Half and Catfire, construye este thriller de venganza con una irreconocible Nicole Kidman, que se interpreta en dos tiempos, de joven cuando era una policía infiltrada, y ahora, como agente acabada que quiere terminar con aquellos criminales con los que convivió. Una historia clásica, convencional, ya vista, que masculiniza a la actriz en un thriller sucio que confía todo a la transformación física de su protagonista.

"Creo que lo que he aprendido es que la ira sigue siendo algo en todos nosotros con lo que tenemos que luchar o responder, o procesar y, en particular, para las mujeres, creo que todavía sigue siendo una de las cualidades más terribles. Pienso que muchas de mis películas se actualizan, se ponen al día, un par de años después de haberlas hecho porque, por alguna razón, son un poco más difíciles de digerir para la gente a la primera vez, y creo que lo que esto me dice es que la ira no va a desaparecer y, en algunos aspectos, podría incluso intesnificarse, pero la conversación sigue viva y tengo ganas de hacer películas sobre mujeres que procesan energías como la violencia, el caos, la ira, son sentimientos que tienen que ser explorados en la narración porque es una parte importante de la experiencia humana", dice la realizadora sobre una filmografía de mujeres llenas de ira y violencia.

'Una cuestión de género': homenaje amable a una mujer revolucionaria

Otro estreno dirigido por una mujer, en este caso Mimi Leder, que recupera la figura, ahora tan reivindicada, de la abogada y juez Ruth Bader Gingsburg con Felicity Jones de protagonista. La cinta se centra en los inicios de una abogada pionera en un mundo de hombres, sus años en la universidad, su vida familiar y su primer gran caso para defender la igualdad de género. Curiosamente la utilización del agravio a un hombre soltero para obligar a corregir leyes que discriminaban a las mujeres. Una cinta clásica, amable, sobre la ahora juez convertida en icono pop. 

'Pájaros de verano': tradición frente a capitalismo

Estuvo a punto de colarse entre las nominadas a mejor película extranjera. Ciro Guerra, su director, ya acarició la estatuilla con El abrazo de la serpiente. Ahora coodirige, junto a Cristina Gallego, esta interesante historia sobre los orígenes del narcotráfico, curiosamente con el contacto de las tribus colombianas con occidente y el dinero. La cinta cuenta con planos e imágenes de los paisajes del desierto de guajira en la Colombia de los años 70, cuando llega el hippismo vestido de capitalismo y despierta el tráfico de marihuana en un relato sobre la tensión entre las costumbres y el progreso. 

'El libro de imágenes' de Godard

Vuelve a los cines nada menos que Jean Luc Godard con El libro de imágenes, una película casi acontecimiento que presentó desde la distancia en el pasado festival de Cannes. Como pasa con este creador de la Nouevelle Vague, la película dividió. Entre quienes veían en cada plano un descubrimiento cinematográfico, y entre los que pensaban que nos estaba tomando el pelo. En cualquier caso, El libro de imágenes es una especie de collage, con películas, referencias artísticas, literarias, políticas, narrado por el propio director y que habla de los momentos convulsos de Occidente y de Oriente, donde sitúa el peso de la acción. Son cinco capítulos, decía Godard, que representan los cinco dedos de las manos. El autor no fue a Cannes, pero sí dio la rueda de prensa obligatoria de sección oficial desde su casa a través de FaceTime. El director se pronunció sobre la situación en Cataluña y sobre el debate abierto en la industria por la tensión entre las salas de cine y las plataformas de streaming. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?