Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

La ley electoral, una antigualla

Los constitucionalistas más serios en España vienen diciendo desde hace tiempo que nuestra arquitectura legal acusa fatiga de materiales. Que se elaboró para una circunstancia muy muy determinada, para una democracia recién salida de una dictadura y que todo ha cambiado sin que las reglas se hayan modificado a fondo, más que con parches puntuales. Por miedo, o por interés de los partidos. El caso es que la ley electoral que tenemos en España es del año 1985. Tiene 34 años, es una antigualla y ayer volvió a quedar de manifiesto. La Junta electoral central suspendió el debate a cinco con Vox incluido, previsto por Atresmedia y aceptado por todas las partes. Atresmedia es una empresa privada que plantea un debate con criterios informativos, y los cinco partidos lo habían aceptado libremente. Pero la ley establece que hay que haber obtenido un 5% de votos en alguna elección nacional previa para participar en un debate así y Vox no lo conseguido nunca, en las últimas generales no llegó siquiera al 1%.

Consecuencia de esta aplicación estricta de la ley: ahora el debate será a cuatro. Atresmedia está dispuesta pero TVE también y ofrece dar la señal para todas las teles. Y el dilema lo tiene Pedro Sánchez, que rechazó ir a la pública porque quería debatir con VOX, pero ya no está VOX. Hoy los socialistas, que se quedan sin la imagen ansiada de las tres derechas en un plató, tomarán una decisión.

Y en cuanto a la ley electoral, la que impide publicar encuestas la última semana, la que establece 15 días para pedir el voto cuando llevan pidiéndolo con otras palabras desde hace meses, la que obliga a la jornada de reflexión, la que le dice a los medios privados, pero también a los públicos, cómo hacer un profesionalmente un debate electoral, que la cambien, por favor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?