Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

La responsabilidad de los medios de comunicación o las redes sociales ante algunos casos de suicidio

El canal británico de televisión ITV ha anunciado la cancelación de uno de sus programas más populares después de conocer que uno de sus invitados se suicidó tras participar en él

En el Reino Unido, el canal británico de televisión ITV ha anunciado este miércoles la cancelación indefinida de uno de sus programas de entretenimiento más populares después de conocer que uno de sus invitados, un hombre de 63 años, se quitó la vida tras participar en él. El caso ha generado gran expectación y ha abierto un debate en la opinión pública del país.

El show era el más popular de la parrilla diurna de ITV, con una media de un millón de telespectadores y un "share" del 22%. El espacio, que lleva el nombre de su presentador "Jeremy Kyle Show", se emitía desde 2005 y se centra en la aparición de invitados que acuden a contar sus historias personales ante el público del estudio y los telespectadores.

Dymond fue hallado sin vida el pasado día 9 y se sometió a la prueba con un detector de mentiras con la que pretendía demostrarle a su esposa que le había sido fiel. La relación con su mujer se vino abajo después de que la máquina indicara que el hombre mentía, lo que podría haber influido para que se quitara la vida. La cadena ha dicho hoy: "dada la gravedad de los recientes acontecimientos, hemos decidido poner fin a la producción del programa de Jeremy Kyle". En la nota, la directiva de ITV ha recordado que el formato televisivo "ha tenido una audiencia leal y ha sido realizado por un dedicado equipo de producción durante catorce años". Actualmente se lleva a cabo una revisión del episodio en el que aparecía Dymond. ITV ya aclaró que el capítulo en cuestión, grabado el 2 de mayo, no se emitirá y ha borrado el resto de contenido asociado de su servicio bajo demanda.

En La Ventana hemos hablado de este caso y del de una joven que también se ha suicidado después de hacer una encuesta en Instagram en la que preguntaba a sus seguidores si debía terminar con su vida, con el jefe de psiquiatría del Hospital Universitario de Burgos, Jesús de la Gándara.

"En estos dos casos había una patología previa evidente (...) los medios han actuado como detonantes", matiza De la Gándara, es decir, que la responsabilidad no recae al 100% en el efecto de aparecer en los medios sino en quienes no detectaron previamente los problemas –las cusas- que tenía la víctima.

En el caso de la chica cuyo detonante fueron las redes sociales, el jefe de psiquiatría del Hospital de Burgos señala también que -de momento- redes como Instagram no tienen filtros o cortafuegos que puedan detectar este tipo de comportamientos ante la aparición de palabras como "suicidio".

"No se están haciendo las cosas adecuadas", en el caso de la televisión cree que estos casos de personas inestables, al exponerse al público, se enfrentan a otra angustia, la de "la expectación y el juicio". De la Gándara denuncia que ITV no solo no ha actuado correctamente sino que ha impedido la intervención de una persona experta que hubiese podido detectar el programa y salvar a esta persona. "Tenemos todos una responsabilidad individual (...) lo que tenemos que hacer todos es no participar" en este tipo de programas que se saltan cualquier tipo de código deontológico tanto médico como periodístico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?