Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

Restando derechos pero "de una forma guay"

Hablamos con Elvira Lindo de los emoticonos de caritas que te ponen en tiendas, aeropuertos o servicios de transportes para que califiques al trabajador que te atiende

El tema que hoy indigna a Elvira Lindo es el de las calificaciones de los trabajadores. Los famosos emoticonos de caritas que te ponen en tiendas, aeropuertos o servicios de transportes para que califiques al dependiente o trabajador que te atiende. Y también está el modelo de las llamadas telefónicas tras un servicio en el que te obligan a calificar la atención recibida.

Lindo ha contado su experiencia comprando pasteles hace unos días cuando la dependienta le pidió que le puntuara una vez llegase a su casa, pero que si lo hacía le diera la máxima puntuación, porque el resto "nos dan problemas". En La Ventana nos ha explicado que esto es "restar derechos pero de una forma guay".

El tablero de los emoticonos, llamado "Happy Or Not", se está extendiendo en todo el mundo. Lindo cree que es curioso como en lugares como los aeropuertos, en los que hay muchos pasajeros que se enfadan con frecuencia, se están extendiendo estos sistemas de puntuación de la atención; y se pregunta: "Tu cabreo, ¿Quién lo va a pagar? Pues a lo mejor la señora de la limpieza de los baños, el que te hace el checkout, el que mira tu maleta...".

También recuerda cómo, hace tiempo, los turistas españoles tenían la sensación, cuando viajaban a Estados Unidos, de que la atención era mucho mejor al otro lado del charco; y señalaque esto se debía en parte a que la situación de precariedad de muchos camareros era tal, que buena parte de su sueldo dependía de las propinas que dejaban los clientes.

Elvira Lindo advierte de que se está extendiendo "una especie de auditoría general"; también de que muchas veces se juzga a una persona en concreto por problemas que, en numerosas ocasiones, son de la empresa y no de los trabajadores.

Incluso en muchas ocasiones se introducen prejuicios o pura discriminación: "Se juzga también el acento o las palabras que no reconocemos (...) Hay un estudio que demuestra que en EEUU a los negros -por ejemplo en Uber- les dan menos propina que a los blancos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?