Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Intolerable

Todas las voces se alzaron no hace mucho cuando un actor catalán llamó puta en tuiter a Inés Arrimadas. Se alzaron con razón porque era intolerable.

La negociación para la investidura de Pedro Sánchez entra en una semana valle, en la que PSOE y Unidas Podemos parecen medirse las distancias de cara a la primera votación que todo el mundo sigue fijando antes del 15 de julio. No hay avances, que sepamos, ni tampoco pasos atrás. En el PSOE insisten en que no vetan a nadie ni a ningún nombre propio, en referencia clara a Iglesias, solo que su oferta se mantiene en acuerdos programáticos y presencia de ambas formaciones en el ámbito de gobierno, y el ámbito del gobierno no incluye en este caso el consejo de Ministros. Unidas Podemos no ha respondido en público todavía a esta oferta concreta e insiste en sentarse a hablar en una negociación formal de políticas y equipos. Quizás esta tarde, tras la reunión de Pablo Iglesias con los sindicatos CCOO y UGT, ofrezca una primera respuesta.

Con las negociaciones para la investidura del gobierno de España en barbecho, la toxicidad de los pactos con Vox sigue poniendo a Ciudadanos y el PP ante situaciones imposibles día sí y día también. Hasta Vox ha tenido que desautorizar al presidente de su grupo parlamentairo en Andalucía, Francisco Serrano, quien tras la sentencia de la Manada soltó que, a partir de ella, solo serán seguras las relaciones entre hombres y mujeres en la prostitución. No consta ni por parte VOX, ni del PP, ni de Cs una reacción o condena al portavoz de Vox en Murcia, que ha insultado de forma grave y machista a la ministra en funciones de Justicia. El insultador dice que se refería a Bildu y no a la ministra al decir que " de una puta solo puedes esperarte putadas". Lo escribió en redes sociales sustituyendo algunas letras por asteriscos. Todas las voces se alzaron no hace mucho cuando un actor catalán llamó puta en tuiter a Inés Arrimadas. Se alzaron con razón porque era intolerable. Tan intolerable como ahora, con el agravante en esta ocasión de que del voto del insultador depende que PP y C's puedan gobernar en Murcia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?