Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

"Las tres plantas de Alcoa consumen un 3% del total de energía eléctrica de España"

Los trabajadores de la planta de aluminio de Avilés han llegado andando a Madrid para exigir un proyecto duradero que les garantice el trabajo en Asturias

La “Marcha del Aluminio”, que arrancó el pasado 13 de Junio en Avilés, ha llegado este lunes a Madrid tras doce etapas cruzando el norte del país. Los trabajadores de la planta de la empresa metalúrgica Alcoa exigen que se les garantice una estabilidad laboral. Este domingo un fondo de inversión suizo se hará cargo previsiblemente de la planta durante, al menos, dos años; y esta es precisamente la clave de las protestas: los trabajadores aseguran que dos años de trabajo –algo que ni siquiera terminan de creer- no es una solución de ningún tipo.

Alcoa, Vestas y Cémex: goteo de cierres en la industria española

Los comités de empresa piden dureza ante las empresas que fabrican sus productos en otros países en los que las exigencias son mucho menores. Analizamos con expertos el estado del sector en España.

Esta mañana se han manifestado a las puertas del Ministerio de Industria y mañana tendrán dos encuentros en la capital: El primero, a las 11:00, con los responsables de Industria, Alcoa y el inversor suizo 'Parter', y el segundo a las 16:00 que será la reunión de la mesa de seguimiento del ERE de Alcoa. Esperan que 'Parter' les explique cuál es el proyecto que tienen para las plantas de Avilés y A Coruña del que, aseguran, aún no conocen nada.

En La Ventana hemos hablado con Joaquín Acevedo y Francisco González, dos de los 25 trabajadores que han hecho esta "marcha del aluminio"; que ha recorrido 300 kilómetros para luchar por el futuro de la industria en Avilés y en el resto de Asturias.

Creen que el mero hecho de que los medios de comunicación les estén atendiendo y se esté conociendo su reivindicación ya hace que las doce etapas hayan valido la pena: "El luchar sirve de algo", asegura Acevedo.

"El gobierno se comprometió a buscar un inversor hasta que apareció este fondo suizo que nos da muchas dudas. Nos ofrece dos años de empleo y no sabemos qué va a pasar después", cuenta González a la vez que critica cómo el ejecutivo de Sánchez se ha desentendido de su situación a la que, sin embargo, si prestaron atención durante la campaña electoral; "se han llegado a apartar de las negociaciones. Han desaparecido hasta hoy".

El precio de la energía

Otro de los temores de los trabajadores de Alcoa es si finalmente se retomará la producción si no hay una rebaja en el precio de la energía. Y es que el coste de la electricidad ha sido el gran problema que han tenido las plantas de Alcoa en A Coruña, Avilés y San Cipriano; es tal la cantidad de energía que utilizan estas factorías que, teniendo en cuenta su precio en nuestro país, en muchas ocasiones no pueden obtener beneficios.

"Venimos con problemas desde el 2014 (...) Las tres plantas son un 3% del consumo total de energía de España", cuenta González. Al gobierno le piden precisamente eso, que actúe para que Alcoa pueda adquirir la energía a un precio menor: "Hay una fábrica hermana a la nuestra en Noruega que da beneficios porque la tarifa eléctrica es competitiva". Subrayan que lo que piden no es una situación ventajosa respecto a los demás, sino unas condiciones similares a las que tienen otros países que también se encuentran en la Unión Europea.

El futuro de la industria asturiana

"No se puede dejar caer la industria en Asturias de esta manera. Hay que pelear hasta el final; yo no tengo plan B", contaba Acevedo entre lágrimas en La Ventana pensando en el futuro de su familia en el caso de que Avilés pierda toda su industria: "Necesitamos una solución con futuro; no empleo para dos años".

"La industria se está abandonando cada vez más", asegura González, que está convencido de que el Principado de Asturias "quedará para paraíso turístico porque la industria se está deshaciendo".

Acevedo y González cuentan que han tenido el apoyo del sector minero que les ha ayudado a planificar esta marcha; una expedición que salió de Asturias con 13 trabajadores y ha terminado con 25 "que se han ido sumando pidiendo días de vacaciones" para defender la planta metalúrgica de Alcoa en el polo industrial asturiano que es Avilés.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?