Sábado, 10 de Abril de 2021

Otras localidades

Debate de Investidura

Poco debate, mucha riña

Poco debate porque hubo escasa contraposición de ideas. Incluso pocas ideas

El debate de investidura empezó con poco debate y mucha riña. Poco debate porque hubo escasa contraposición de ideas. Incluso pocas ideas. Las hubo, obviamente, ideas y programa, en la propuesta del candidato, Pedro Sánchez. Y en menor grado, en la crítica del líder del PP, Pablo Casado: cuando aventuró que él será duro pero que se apresta a alcanzar Pactos de Estado en algunas materias. La prueba del algodón de la profundidad de estos debates está en si se discute de Europa, porque ahí está la llave de todos los cerrojos. Y lamentablemente, las tareas pendientes de los europeos solo interesaron al candidato.

También brilló por su ausencia espiritual el portavoz de Ciudadanos, Albert Rivera. Lució desgranando improperios. Y con demasiadas palabras y expresiones vulgares, a veces muy vulgares, que no se adecúan a una vocación liberal, habitualmente más elegante. En Europa.

Hubo, eso sí, bastante espectáculo: una negociación de gobierno de coalición narrada en directo por Sánchez y Pablo Iglesias. De su dureza se puede deducir que lo más probable es la ruptura y la convocatoria de elecciones. O lo contrario, porque sin un pulso duro suele ser difícil que haya acuerdo. Sorprendió quizá el nivel del encono facial de Iglesias: o es que la inquina le desbordaba, o es que quiso desquitarse de su teórico paso a un lado y visualizar un órdago. O las tres cosas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?