Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

El viaje de Egeria

Egeria fue una religiosa que debió de nacer en algún lugar indeterminado del noroeste de la Península, esto es, el antiguo reino de León. En el siglo IV viaja hasta Oriente Próximo y en su diario, fascinante donde los haya, relata no solamente su itinerario sino que apunta con profusión detalles de lo que veía, monumentos, gentes, costumbres...

Egeria fue una figura femenina sin parangón. Esta religiosa, en el siglo IV, nació en algún lugar del noroeste español. Sus datos biográficos son muy escasos pero también es probable, gracias a las fuentes de la época, que fuera prima o un familiar cercano del emperador Teodosio

En esta época idea viajar a Oriente, quizá para conocer los lugares de los que tanto la habían hablado desde niña en su entorno natural. Egeria aprende griego para desenvolverse por Oriente. Es cierto que su pertenencia a la familia imperial le abre las puertas y le da facilidades para poder acceder a muchos sitios, pero no quita mérito a un viaje que en aquella época era difícil y arriesgado para una mujer. Viaja hasta Egipto y visita también el Sinaí.

El libro de Egeria

De todo ello nos habla en su diario en donde escribe, anota, mide y dibuja. También va a la franja Sirio-Palestina visitando basílicas y describiendo los diferentes ritos locales de todas las iglesias. La idea de Egeria es llegar hasta la ciudad de Ur en Mesopotamia, haciendo un recorrido en cierto modo pionero en un campo que hoy podríamos denominar proto-arqueología.

Cuando llega con su diario se hacen muchas copias del libro. En aquella época supuso una especie de manual de todo lo que era el Oriente de aquel momento. Supuso un acceso muy importante para las personas que entonces podían leer y conocer así lo que sucedía en aquellos lejanos lugares. Poco después, en el siglo V uno de los obispos de Astorga recomienda a los suyos que siempre tengan a mano la Biblia y el diario de Egeria que era la gran enciclopedia de la época. Quizá de ahí que su trabajo y el interés por Oriente también se difundiera por esta zona gracias al libro de esta mujer. Por desgracia solamente contamos en la actualidad con un ejemplar de su obra, conservado en Montecasino. Faltan las primeras páginas, de ahí los problemas que tienen los investigadores para saber de dónde partió ella. Pero los especialistas creen que hay suficientes datos para suponer que ella proviene de un lugar del noroeste español.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?