Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España
Un mal día lo tiene cualquiera

En una boda siempre es mejor gustar a tu pareja que a todo el país

Hay días que te parecen buenos mientras los estás viviendo, pero que unos años más tarde los recuerdas con horror. Sin duda este fue el caso del 29 de julio de 1981 para Diana Spencer, la primera esposa de Carlos, el heredero de la corona británica

En una boda siempre es mejor gustar a tu pareja que a todo el país

Tim Graham (Getty Images)

En su momento, tanto Diana Spencer, como el resto del mundo, veían la historia de amor con Carlos como el típico cuento de princesas. Diana había conocido a Carlos cuando ella tenía sólo 16 años y él tenía 29 y estaba saliendo con Sarah, su hermana mayor. Se volvieron a encontrar tres años más tarde, en 1980, y esta vez Carlos vio en ella una buena candidata a princesa de Gales. Ella venía de una de las familias de más rancio abolengo del Reino Unido y era demasiado joven como para tener escándalos en su pasado, así que no fue difícil que la reina, la madre de Carlos, aprobara su relación.

Además, Diana sería la primera reina consorte nacida en Inglaterra en más de 300 años, algo que sin duda sería del agrado del pueblo. Y así fue: cuando se casaron, ella pasó a ser uno de los personajes más queridos por los británicos. El pequeño problema, como la nueva princesa no tardaría en descubrir, era que era su marido quien no la quería tanto como le hubiese gustado.

Carlos llevaba años enamorado de otra mujer, Camilla Parker-Bowles, con quien había tenido una relación mucho antes de conocer a Diana. Camilla se había casado con otro hombre, pero eso no impidió que retomaran su relación cinco años después de la boda real.

Diana se encontró en un matrimonio muy público con un hombre con el que no tenía nada en común aparte de sus dos hijos. Su cuento de princesa prometida se había convertido en una pesadilla. Aunque al final pudo divorciarse de Carlos, sin duda habría firmado no haberlo conocido nunca.

si te has quedado con ganas de más...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?