Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Qué gana Johnson con el cierre del Parlamento (y qué puede hacer la UE para evitar un brexit a las bravas)

La decisión de cerrar el Parlamento británico otorga al primer ministro, Boris Johnson, un nuevo posicionamiento estratégico cara a su negociación con la UE y también ante una hipotética cita con las urnas en el Reino Unido

Qué gana Johnson con el cierre del Parlamento (y qué puede hacer la UE para evitar un brexit a las bravas) / ()

A la incertidumbre y la parálisis que vive el país por el brexit se une este miércoles el movimiento de su primer ministro, Boris Johnson, para imponer su plan para la salida de la Unión Europea. El plan de Johnson pasa por esquivar el debate parlamentario del brexit y para conseguirlo ha forzado el cierre del parlamento británico hasta pocos días antes de la salida de la Unión, comprometiendo incluso a la reina Isabel II.

El Parlamento británico ha cerrado la sesión parlamentaria del año pasado, que se estaba extendiendo a lo largo de este año por culpa del brexit. Lleva más de 400 días y se pretendía mantener hasta después del brexit. Johnson ha comprometido con esto la neutralidad de la reina de Inglaterra. Isabel II estaba obligada de alguna manera a cumplir con esta petición, ya que actúa a petición del Gobierno. También le ha enviado una carta el líder de la oposición, Jeremy Corbyn. La reina, de alguna manera, también se ha visto comprometida.

Lo que se ha decidido este miércoles es que el Parlamento británico cierre la semana del 9 de septiembre hasta el 14 de octubre, tres días antes de la Cumbre Europea del brexit. El 14 de octubre se abrirá de nuevo el Parlamento con el tradicional discurso de la reina Isabel II, en el que se leerán los planes del gobierno para después del brexit.

Jonhson ha asegurado que permitirá debatir la legislación del nuevo plan que haya conseguido con la UE tras la cumbre, pero no permitirá bajo ningún concepto debatir sobre un brexit sin acuerdo, que es lo que quiere el parlamento.

¿Qué gana Jonhson con este cierre?

Hay tres vertientes. La primera es evitar que la oposición pase una nueva legislación para bloquear que se produzca un brexit sin acuerdo. La segunda, presionar a la UE demostrando que va en serio. Espera que en Europa todavía acepten renegociar el acuerdo. El primer ministro británico ha insistido en varias ocasiones en que la UE no quiere renegociar porque sabe que el Parlamento británico lo podía frenar. Ahora aborta esa posibilidad. Por último, la tercera vertiente es que, en caso de llegar a unas elecciones, el será el defensor de un brexit duro, desactivando así al partido euroescéptico de Nigel Farage.

  • Entrevista al analista Pol Morillas, director del CIDOB

¿Qué representa la suspensión del parlamento en un país con una tradición democrática tan consolidada como Reino Unido?

El movimiento de Jonhson lo que hace es enfrentarlo a la regla de la política británica, que es el mandato del Parlamento. Es un país que no tiene constitución escrita y cuyas decisiones se basan en los mandatos del Parlamento. Es una afrenta clara a la voluntad de los británicos el impedir que se debata algo tan importante como es la manera en la que dejar la UE. Pero no solo eso. También ha jugado con el papel de la reina, a la que ha puesto en una situación compleja. Al fin y al cabo, le hacía tomar una decisión bastante política, aunque era difícil que se negase. Ha comprometido al Parlamento y a la propia monarquía parlamentaria británica en buena parte.

¿Hay precedentes a esto en la historia del parlamentarismo británico?

Nos tenemos que remontar al 48. Es algo muy raro. Lo que hace Johnson no es raro en el sistema, ya que cada año se tiene que renovar el término del Parlamento, lo que si es extraño es que lo haga en un momento en el que el calendario jugará una gran importancia. Sabe que el Parlamento no tendría tiempo. Aunque el Consejo Europeo sea el 17 y el 18, no se renegociarán varias cosas, pero es que no habría tiempo real para pasar legislación que pueda frenar ese acuerdo. Su maniobra no es extraordinaria, pero si los tiempos y la voluntad última, que es evitar una votación contraria a la salida sin acuerdo.

¿Qué alternativas hay de frenar este plan de Johnson y evitar el cierre del parlamento?

En Bruselas se ha dicho en muchas ocasiones, y sobre todo los líderes europeos, que salvo que hubiese una situación política extraordinaria, la fecha no se iba a postergar más, ya que eso es lo que ha colmado su paciencia. Hay mucho consenso en que debería haber una cuestión extraordinaria, como unas elecciones anticipadas. Pero después, en última instancia, el Parlamento Europeo debe aprobar el acuerdo de salida si hay una gran renegociación. Ya han dicho que una gran renegociación no es posible por la cuestión de la frontera de Irlanda del Norte. Es difícil, por tanto, que la UE pueda contravenir esto.

¿Nos acerca esta estrategia a un Brexit duro?

Es la opción por defecto. Siempre se piensa que puede pasar algo que cambie la situación y que haya un acuerdo de último minuto, que es a lo que acostumbra la UE. lo que pasa es que esta vez no hay mucho en el tejado de la UE y si en el del gobierno británico. Lo que si parece claro es que Johnson está decidido a dos cosas: acallar las voces internas que le dicen que no puede ser blando y a que, como la UE no va a rectificar su posición, en caso de elecciones presentar como el garante del brexit. Si no es con él, eso sucederá. Y esto lo que hace es reforzar su mayoría, que está muy debilitada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?