Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Luis Tosar interpreta a un padre en un parto real

El actor presenta su última película "Quien a hierro mata" dirigida por Paco Plaza en La Ventana

Luis Tosar visita La Ventana y presenta su última película: "Quien a hierro mata" / VÍDEO: BEA POLO

El actor Luis Tosar presenta su última película, "Quien a hierro mata", que dirige el actor Paco Plaza; uno de los directores más importantes del cine de terror español, con títulos como "REC" o "Verónica". En esta ocasión la película es un thriller.

Tosar ha explicado que "Quien a hierro mata" es una película "un poco perversa en el sentido en que te va exigiendo un poco de juicio de cada personaje e irte arrepintiendo de cada juicio". El actor cuenta que los espectadores van descubriendo todo lo que ocurre al mismo tiempo que el personaje, que la información que reciben sigue "las emociones del camino del personaje".

El rodaje, como otros tantos, cuenta con una serie de anécdotas y curiosidades que ha relatado Tosar. La más llamativa probablemente es la del parto real, y es que una de las escenas es la de un parto que ocurrió en realidad; es decir, que una pareja se ofreció a grabar su parto para que formase parte de la película y Tosar tuvo que interpretar -por tanto- el papel de un padre en un parto en el que el padre real estaba detrás de las cámaras.

Dos extremeños graban su parto para un museo

"El parto fue un empeño de Paco que es un director extraordinario y tiene impulsos que a mi modo de ver son geniales", cuenta Tosar que explica que la pareja que les permitió convertir su parto en una parte de la película eran dos extremeños, "gente extremadamente generosa", que ya habían grabado en vídeo el parto de su primer hijo y que habían donado las imágenes del segundo para que formase parte del Domus -un museo sobre el ser humano- de A Coruña.

Sobre la experiencia del parto en sí, la describe como "algo increíble"; cuenta que todas las personas que se encontraban en el parto se sentían como el padre, "todos cagados"; en definitiva, fue "una de esas cosas que te da el cine y que son irrepetibles". El responsable de que se grabase un parto real fue del director Paco Plaza, que "extrae de la realidad todo lo que puede" y que, aún consciente de las dificultades que suponía quiso apostar por ello de forma clara.

Poder hacer daño con una jeringuilla

Con Tosar hemos hablado sobre el trasfondo de la película, sobre lo que el común de la gente está dispuesto a hacer según las circunstancias que tenga alrededor. Tosar ha explicado que la cinta está llena de "pequeños gestos que se convertían en una cosa que tenía mucho significado" como "la imagen de una jeringuilla con la que poder hacer tanto daño a alguien postrado en una cama. La sensación que produce y esta incomodad extraña es muy raro".

Otro momento al que prestar mucha atención en la película es la escena final, el último plano de la película del que no vamos a decir nada pero que el actor asegura que "tuvo debate". De hecho, cuenta que esta escena le planteo aceptar o no el personaje; aunque está convencido de que "si no la hubiera hecho me habría arrepentido".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?