Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La oda al succionador vaginal o cómo hacer el temazo de otoño a ritmo de Rosalía

"El succionador puro es diablura, calentura"

Revive la canción del otoño. / YouTube

Hace apenas unos meses, Henar nos demostraba que tenía las tablas necesarias para crear la canción del verano, del otoño o de cualquier estación que se le pusiera por delante. Todo ello gracias a No hay un cerdo tan gañán, un tema dedicado a Fran Rivera, quien aseguró, durante una intervención en Espejo Público, que los hombres no son capaces de no enseñar las imágenes y vídeos de terceras mujeres desnudas a sus amigos.

Desde entonces, la colaboradora también ha creado otros éxitos como la Chichicobra, un temazo imprescindible en los chiringuitos de todo el país. Sin embargo, el verano ya ha terminado y ha llegado la hora de componer la canción del otoño. ¿Y qué necesita una canción para convertirse en el temazo de esta nueva estación? Tan solo un poco de Rosalía.

"El succionador es diablura"

Por esa misma razón, Henar ha utilizado la base de Con Altura para crear Calentura. Una canción, oda al succionador vaginal, mediante la que la colaboradora habla sobre los múltiples beneficios de este juguete erótico ideado para estimular el clítoris mediante una circulación de aire: "Dicen que es una joya, una locura".

Después de hablar durante varios minutos sobre este aparato, Henar y Burque han comenzado a cantar esta canción mientras una de las chicas que asistieron como público les seguía con los coros: "Esto es pa' que gocen los que te hacen cura, calentura. El succionador puro es diablura. Nivel cuatro orgasmos con textura. Calentura. Tira el vibrador a la basura".

"Mis dedos ya no son lo que eran, no hay lengua que haga esta gozadera"

Porque el succionador vaginal no es un juguete cualquiera, tal y como demuestran Henar y su banda: "Mis dedos ya no son lo que eran, no hay lengua que haga esta gozadera. Apoyáte en cama o la encimera. Te chorrea como en la bañera. Hay que estar loca de remate para fiarse del primate. El agujero se dilate es importante, no hay debate".

De hecho, la colaboradora afirma que es tan bueno que puede cumplir su cometido en apenas un minuto: "Aquí en mi cama se ha parao el tiempo, no hay que fingir, te corta el aliento. Es que hasta gime cuando pilla el tempo". Un juguete tan eficaz que ni tan siquiera necesita que recurras al porno para volver a empezar. Un juguete de calentura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?