Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Cada día es más difícil lo imprescindible

Sigue siendo imprescindible actuar como en el pasado y afrontar las dificultades de la política por derecho y entre todos

VÍDEO: Benjamín Garrido/Pablo Palacios

Duro castigo, fuertes condenas cuya aplicación la suavizará. Cataluña es la única comunidad que tiene transferida la competencia de prisiones. La Consejería de Justicia catalana podrá, por tanto, otorgar permisos desde enero del 2020 -dentro de tres meses- y los primeros beneficiados serán los 'jordis', Cuixart y Sànchez, que cumplirán entonces la cuarta parte de sus penas y podrá también autorizar salida, regímenes abiertos, etcétera. En cualquier caso, fuertes condenas.

Un duro castigo que pudo ser peor si la calificación hubiera sido rebelión, pero el Tribunal no lo aplicó porque además de no apreciar el grado de violencia preciso para dicha calificación, entiende que el fin del procés nunca fue el que decía perseguir: la independencia de Cataluña si no presionar al Gobierno para que negociara. 

Y uno se detiene en esta página de la sentencia, la 275, como si se topara de golpe con algo muy sorprendente y se pregunta qué delirio hemos vivido. Dos millones de catalanes creían que estaba pasando lo que no estaba pasando. ¿Hubieran apoyado a sus líderes con la misma vehemencia si supieran que la cosa no iba en serio, que era una ensoñación consciente de su inviabilidad? Si como dice la sentencia el procés no pretendía llevar efecto sus programaciones, qué triste papel de esa política incapaz de frenar la locomotora que había lanzado terraplén abajo.

Ahora, en la resaca de la sentencia es la hora de las emociones, de todas las emociones: las de la calle, las de las instituciones, las sinceras, las impostadas por la campaña electoral y aún queda mecha para nuevos sobresaltos pues vuelve a activarse la orden de detención contra Puigdemont y el independentismo anuncia que la sentencia no le va a hacer frenar sino acelerar. 

La cuestión está en saber si estamos en una fase aguda que pasará y nos devolverá la situación de hace unos días, muy levemente esperanzadora con Esquerra Republicana de Cataluña moviéndose en dirección posibilista con el objetivo ensanchar sin prisas sus bases de apoyo y oponiéndose a las políticas de Confrontación de Junts per Catalunya o si la calle y las protestas populares impondrán la radicalidad como único camino. 

También es muy importante saber cuánto van a tardar los partidos constitucionalistas en despedazarse en campaña por Cataluña. Cada día se hace difícil lo imprescindible pero sigue siendo imprescindible actuar como en el pasado y afrontar las dificultades de la política por derecho y entre todos. No sé si hay talento, valor y altura de miras para hacerlo y lo que es peor no sé si no es ya demasiado tarde.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?