Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 22 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Las bolsas biodegradables pueden llevar plástico y también generan mucho impacto en el medio ambiente"

Las bolsas de supermercados y otros muchos establecimientos - que nos cobran - parece que ahora son más ecológicas, pero ¿realmente lo son? Alba García, responsable de la Campaña de Plásticos de Greenpeace, analizó en SER Consumidor las características de las bolsas compostables por las que apuestan ahora las grandes cadenas

Muchos establecimientos han dejado atrás las bolsas de plástico convencionales y ahora ofrecen alternativas más ecológicas. ¿Son las nuevas bolsas una buena alternativa para el medio ambiente? Alba García, responsable de la Campaña de Plásticos de Greenpeace, afirmó en SER Consumidor que estas medidas no son suficientes y lo ha denunciado recientemente en una iniciativa en la que se habla de “ecoengaños”.

“Cuando vemos alternativas, por ejemplo, biodegradables, de papel… pensamos que es una alternativa más sostenible, mejor que el plástico. Algo mejor que el plástico es, pero siguen siendo de un solo uso. Lo venden como una solución milagrosa y al final se queda a medio camino”, explicó la ecologista.

Desde Greenpeace apuestan por la reutilización de bolsas y envases para reducir realmente el consumo de plástico. “Lo mejor es llevar nuestra propia bolsa reutilizable. Últimamente parece que por poner “eco” o “bio” delante de cualquier palabra, ya es lo mejor del mundo. Hay que tener en cuenta muchas cosas: compostable, biodegradable… todos esos materiales pueden seguir llevar plástico, y al ser de un solo uso, va a seguir generando muchísimo impacto en el medio ambiente”, contó Alba García.

 

Las bolsas de papel tampoco son la solución

“Si ahora cambiamos todos los envases que tenemos por papel, los recursos que tenemos no lo podrían soportar. Consumimos millones de envases de plástico todos los días, no podemos sustituirlos todos por papel. Hay que saber de dónde proviene ese papel antes de tomar estas decisiones, sobre todo cuando hay opciones reutilizables, que al final esa es la verdadera solución”, expuso la responsable de la Campaña de Plásticos de la ONG.

 

El problema: la cultura de usar y tirar

Ante la apuesta de muchas empresas por cultivar productos vegetales para crear bolsas más ecológicas, Alba García discrepa. “¿De verdad tenemos que utilizar campos de cultivo que podrían servir para alimentar a las personas para abaratar el precio de los envases? Muchas veces se traen de países lejanos, por lo que en el transporte también está incluido, con su huella de carbono correspondiente. No es la solución cultivar patatas o maíz para hacer envases o bolsas, podemos apostar por las opciones reutilizable que van al centro del problema, que es esa cultura del usar y tirar”.

 Bajo el punto de vista de Greenpeace, que las multinacionales fabriquen ahora productos reciclables no es suficiente. Se necesita un sistema basado en la reutilización. “Sabemos que el reciclaje no es la solución final. Es una forma de dar salida a residuos que ahora tenemos. También sabemos que no se recicla todo ni que todo es reciclable, hay que ser consciente de eso. Esto no significa que no haya que reciclar, hay que seguir reciclando, pero cuando las empresas nos dicen que su solución ahora es hacer productos reciclables… no es suficiente. Necesitamos esa reutilización. El sistema se puede cambiar. Pero necesitamos que las empresas inviertan en eso”, concluyó.

 

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?