Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

¿Incongruencia o provocación?

Enfrentarse al Constitucional y pedir al mismo tiempo soluciones democráticas, ¿qué es?

PABLO PALACIOS

El desafío no remite. El independentismo catalán vuelve a enfrentarse al Constitucional. el Parlament ayer una propuesta de resolución de ERC, JxCat y la CUP para, además de rechazar la sentencia del Supremo, reprobar al rey y reclamar la autodeterminación. Los letrados del Parlament advirtieron del riesgo de incurrir en delito de desobediencia. Acto seguido, sin apreciar la menor incoherencia, el Parlament exigió una solución democrática.

Para saber en qué márgenes nos movemos, el independentismo debería aclarar unas cuantas cosas. En especial, Esquerra, que parece ser el partido llamado a liderarlo: ¿Quiere el diálogo para negociar una solución o para dar forma a una decisión que ya ha tomado? ¿Podría darse alguna solución democrática distinta de un referéndum de autodeterminación? ¿Una reforma del Estatuto de Autonomía, por ejemplo, o eso ya se considera superado? ¿Una reforma de la Constitución o tampoco? ¿Alguna reforma que suponga seguir formando parte de España y respetar su marco legal básico, por ejemplo, el punto 3 del artículo 1º de la Constitución, el que dice que la forma política del Estado es la monarquía parlamentaria o eso ya está descartado y no admite marcha atrás?

Estos interrogantes responden además a una perspectiva de parte porque el problema que debe ser solucionado democráticamente, ¿cuál es exactamente? ¿el problema que tiene el independentismo catalán con España o el problema que tiene Cataluña incluyendo los catalanes no independentistas? Necesitamos precisar bien las preguntas antes de buscar las respuestas. La resolución de ayer en el Parlament nos muestra que el diálogo, que es el único camino de futuro, es completamente imposible en las actuales circunstancias. Enfrentarse al Constitucional y pedir al mismo tiempo soluciones democráticas es más que una incongruencia: es una provocación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?